article title

El Sevilla FC y el eterno sucesor del ‘5’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jose GAVILÁN – De bien es conocido por todos los aficionados al fútbol el signifcado de la demarcación del “5”. Un jugador de corte defensivo, que disponga de un amplio despliegue físico, capaz de hacer coberturas en ambos laterales, con amplias aptitudes tácticas, jerarquía en el eje del equipo y a ser posible, con una salida de balón aseada desde atrás. Condiciones necesarias del manual del buen mediocentro.

En el Sevilla FC, la posición del 5 tiene por historia, una mayor relevancia. El estilo de juego que proponen los diferentes técnicos que han pasado en los últimos años por el club de Nervión, siempre fue un estilo aguerrido, de brega y lucha en todas sus posiciones. Además, el juego por bandas también ha sido seña de identidad en el Sevilla de los éxitos europeos. Con todo ello, la presencia de un centrocampista con las características anteriormente descritas, se torna indispensable en la escuadra de la capital andaluza.

Diferentes nombres han ocupado el puesto de 5 en Sevilla y la mayoría de ellos han dejado una huella imborrable en la ciudad de la Giralda. Inti Podestá es a día de hoy, uno de los centrocampistas más recordados del Sevilla FC. El uruguayo cumple a la perfección con los requisitos del mediocentro ideal. Constancia y sacrificio eran sus virtudes más destacadas, suficientes para ser un ídolo para la afición que acude al Ramón Sánchez Pizjuán. Tras el, la larga lista de centrocampistas sevillistas ha sido larga y de altura. Pep Martí, Maresca, Poulsen, Keita, Zokora o Gary Medel son algunos de los jugadores que con su “trabajo sucio” han contribuido al éxito rojiblanco.

M’Bia fue el héroe de la última Europa League conquistada por los de Nervión y su vuelta llenó de ilusión a la afición del Pizjuán. Pero un nombre empieza a destacar por encima del resto: Grzegorz Krychowiak. Los galones del polaco en la medular son cada vez más notorios. El nuevo “5” del Sevilla FC porta el “4” en su camiseta pero partido tras partido, demuestra ser el sucesor del “Rey del trabajo sucio” y a la vez, hombre más indispensable para el técnico sevillista. Krychowiak es omnipresente. El nuevo fichaje de Monchi ha llegado con fuerza y su trabajo en la zona ancha está siendo formidable. La solidez del Sevilla FC es en gran parte, culpa del ex jugador del Stade Reims. Intratable en balones aéreos, esencial en jugadas de estrategia, necesario en la salida de balón.

Emery debe gestionar la plantilla lo mejor posible para que el nivel se mantenga en las 3 competiciones. Las rotaciones en una plantilla con profundidad de banquillo hace que cada jugador se sienta importante y necesario. Así está siendo en el inicio del campeonato con una excepción. Krychowiak ha sido el único jugador que ha disputado los 450 minutos disputados hasta el momento en Liga. Su generosidad y autoridad en la medular es indispensable para el entrenador de Hondarribia.

El “5” del Sevilla sigue teniendo dueño. La máxima del club es la máxima del eterno mediocentro en Nervión. “Dicen que nunca se rinde…”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados