Fútbol inglés

article title

El secreto del éxito de Jermain Defoe

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La edad es tan solo un número y Jermain Defoe se ha encargado de demostrárselo a los más escépticos. A sus 34 años es uno de los máximos goleadores de la Premier League -en uno de los peores equipos- y ha regresado a la Selección Inglesa. Todo éxito lleva una carga de trabajo y constancia detrás enorme pero el ariete inglés tiene varios secretos muy preciados.

En primer lugar se abstiene de tomar alcohol. Lógico, pero la mayoría de los deportistas de éxito se pegan sus fiestas de vez en cuando. La dieta es algo muy importante, extremadamente importante, y ahí Defoe ha decidido dar un golpe sobre la mesa; adiós carne, Jermain ha abrazado el veganismo. “Estoy tratando de convertirme al veganismo”, recoge el Daily Mail, “y es algo divertido porque mi madre tiene todo el tipo de carne que te puedas imaginar sobre la mesa de su casa”.

LEER MÁS: Jermain Defoe, el inglés desafiante

También la recuperación es un punto de vital importancia en un deportista de alto rendimiento y además de recibir masajes de recuperación casi a diario, Defoe se somete a tratamientos de crioterapia -tratamientos de más de 1.000 euros la sesión de tres minutos- para favorecer y acelerar la recuperación. “Cuando me meto en ese baño de hielo no me gusta, no quiero, pero sé que el fin de semana tendrá su recompensa”. “Quiero jugar todo el tiempo que pueda y estoy haciendo cosas que me lo permitan el mayor tiempo posible”.

Defoe ha redebutado con los ‘Three Lions’ varios años después y no pierde la esperanza de jugar el Mundial de Rusia aun sabiendo que superará los 35 años de edad. Defoe lelva 14 goles en 28 partidos de Premier League esta temporada y es el principal -único- argumento del Sunderland para luchar por la salvación y la pasada superó los 15 tantos. La competencia en la Selección es abrumadora; Rashford, Kane, Vardy, Rooney, Walcott, Sterling, Carroll, Welbeck, Sturridge… pero Jermain no pierde la esperanza y seguro que ninguno de los anteriormente citados cuida su cuerpo de tal manera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados