Se habla de:

Fútbol alemán

article title

El Schaafismo ya no es exclusivo de Bremen

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Se dice pronto, pero fueron 31 años los que estuvo Thomas Schaaf vinculado consecutivamente al Werder Bremen desde que empezó en juveniles hasta que fue cesado en el banquillo. En esas tres décadas, el Werder Bremen vivió una época de oro. Su palmarés no es corto. Consiguió 3 Bundesligas (una como entrenador), 5 Copas (tres de ellas desde el banquillo), 1 Supercopa alemana (título no oficial, pero válido) y una Recopa (como jugador). Además, con un equipo en el que estaban gente como Özil, Frings, Naldo o Claudio Pizarro, el máximo exponente del “Schaafismo” perdió una final de Copa de la UEFA en 2009 frente al Shakhtar Donetsk.

Después de sus 281 partidos como futbolista del primer equipo y 632 como entrenador. De haber dejado huella en su manera de ver el fútbol, siendo defensa en su época dentro del juego y un entrenador que practica el “ataque a toda costa”, ahora llega para él un partido muy especial. Cierra el domingo la 14ª jornada de la 1.Bundesliga 14-15 en el Commerzbank-Arena recibiendo a “su equipo”, desde el banquillo del Eintracht Frankfurt. Y Schaaf viene algo eufórico. En la última jornada remató a un equipo que estaba ya moribundo. Con su victoria por 2-0, Schaaf dejó colista al Borussia Dortmund de Klopp, por primera vez desde 2007. El todopoderoso BVB, que junto al Bayern había dominado las últimas ligas, ahora estaba en una situación oscura, incomprensible para la gran mayoría. Y Schaaf, junto al Eintracht, habían colaborado para ello. En frente estará el ucraniano Viktor Skripnik, sustituto de Dutt. El defensa del este llegó al club como jugador con Schaaf en el banquillo y ahí se mantuvo durante 8 temporadas, conquistando varios títulos. Ahora se enfrentan y no se habían visto las caras desde hace 10 años, cuando Skripnik dejó el club tras 138 partidos y 17 goles marcados.

Skripnik y Schaaf, Schaaf y Skripnik. Ambos, siendo futbolistas, desempeñaban la misma posición, la de defensas. Se retiraron en el Werder Bremen, con 9 años de diferencia entre uno y otro. Y los dos comenzaron su aventura en los banquillos también en la ciudad de los músicos. Concretamente, en el 2º equipo. A esta jornada llegan en situaciones diferentes. Mientras Schaaf desempeña un gran papel en el Eintracht Frankfurt, colocándole en mitad de tabla, con las miras puestas hacia arriba, el ucraniano intenta sacar del pozo a un Werder Bremen que en los últimos años ha coqueteado bastante con el descenso. Ambos vienen de jugar en casa, ganando y sin encajar goles. Los de Bremen golearon a los “novatos” del Paderborn por 4-0 y en Frankfurt, como ya comentamos, la victoria ante los borussers. Pero esto es fútbol alemán, algo diferente. Mucho se puede pronosticar, pero acertarlo es otra cosa. Más necesitado está Skripnik que Schaaf, eso está claro. Pero estos dos equipos históricos son impredecibles, sobre todo, por su forma de jugar.

Hay que reseñar que Thomas Schaaf se hizo cargo del la primera plantilla del Werder Bremen en Mayo de 2004, casualmente, tras una derrota en el Weserstadion frente al Eintracht Frankfurt, su actual club. Cosas del destino. Schaaf ha visto vinculado, voluntaria o involuntariamente su carrera futbolística a estos dos clubes y este fin de semana recibirá a los que eran “los suyos” por primera vez. Hecho histórico. Más emocionante será el 1 de Mayo de 2015, el día en el que, si todo va bien, el Weserstadion recibirá con todos los honores a su emblema.

El que se perderá el partido por una rotura de ligamento cruzado será otro ex del Werder Bremen. El paraguayo Nelson Haedo Valdez, que llegó al Eintracht Frankfurt este verano procedente del Olympiakos, ha estado prácticamente inédito esta liga y hasta Marzo no podrá empezar a tener opciones de volver a jugar. Valdez estuvo cuatro temporadas como local en el Weserstadion, ganando una liga y una supercopa a las órdenes de Schaaf, que le rescató para afrontar esta liga, pero con las Águilas. No sólo Skripnik ha estado a sus órdenes. Thorsten Frings, actual 2º del ucraniano, llegó al club verdiblanco de la mano del técnico de Mannheim.

Títulos en Alemania el Eintracht Frankfurt tiene, por ejemplo, 4 Copas, conseguidas entre los años 70 y 80. Ganó una Copa de la UEFA en 1980. Su único título de liga es previo a la Bundesliga. Lo ganó en 1959 y al año siguiente fue finalista de la Copa de Europa, que perdió contra el Real Madrid (7-3). Pero todo esto es historia. Ahora toca un duelo vital para los visitantes y que traerá muchos recuerdos a un hombre, Thomas Schaaf, que por primera vez jugará contra “su equipo” de toda la vida.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados