Baloncesto

article title

El salvaje Oeste busca un nuevo sheriff

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Después de dos rondas, en el Oeste se están batiendo en duelo los dos equipos que acabaron 1º y 2º en temporada regular y los dos jugadores que acabaron 1 y 2º del MVP: Golden State Warriors y Houston Rockets. Será la primera vez desde 1998 en la que no participen en la final de conferencia ni Lakers, ni Spurs ni Mavericks. La última vez que uno de estos dos equipos consiguió avanzar hasta esta ronda fueron los Rockets en el ’97.

1998 Jazz Lakers
1999 Spurs Blazers
2000 Lakers Blazers
2001 Lakers Spurs
2002 Lakers Kings
2003 Spurs Mavericks
2004 Lakers Wolves
2005 Spurs Suns
2006 Mavericks Suns
2007 Spurs Jazz
2008 Lakers Spurs
2009 Lakers Nuggets
2010 Lakers Suns
2011 Mavericks Thunder
2012 Thunder Spurs
2013 Spurs Grizzlies
2014 Spurs Thunder

 

Los Warriors se llevaron el primer choque en su casa por 110-106, partido que dejó entrever varias cosas. La primera, algo que ya sabíamos, que Curry y Harden son muy buenos. El MVP guió a su equipo a la primera victoria de la serie con 34 puntos entre los que se cuentan 2 triples increíbles, uno para culminar la remontada de la primera parte por encima de Clint Capela, y el segundo en el parcial de 11-0 que fue definitivo para cerrar el partido cayéndose tras anotar ante Terrence Jones (caída que le valió una multa de 5.000 dolares por flopping). No fue menos impresionante el recital que dio Harden para mantener a su equipo en el partido en el último cuarto, anotando canasta tras canasta en 1vs1 contra Klay Thompson. Bordeó el triple doble con unos números de 28 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias.

También quedó claro que estos Rockets son otro equipo distinto al que se vio en los 5 primeros partidos contra Clippers, ese que se dejaba llevar y llegó a perder el 3º y 4º partido de esa serie por más de 25 puntos. Esa mágica remontada en el 6º partido parece haber transformado al equipo, especialmente a Corey Brewer y Josh Smith, que no estaban teniendo unos buenos playoffs. Llegaron a ir mandando por 16 en la primera parte, y pese a que los Warriors son favoritos, los Rockets van a pelear cada uno de los partidos como si fuera el último.

Otro factor clave en la serie: Draymond Green. Liberado ya del castigo que le supuso defender a Marc Gasol en la serie contra los Grizzlies, Green se fue hasta los 13 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias siendo el jugador más utilizado por Kerr en el primer choque. Volvió a dominar en defensa, y aporta en cada momento lo que el equipo necesita. Puntos, rebotes, asistencias, defensa e intensidad como este encontronazo con Trevor Ariza.

Tristemente, puede que lo más importante que pasó en el primer partido sea la lesión de Dwight Howard tras un choque involuntario con Smith. El pívot estaba completando sus mejores playoffs desde sus tiempos en Orlando, y de su estado físico depende que Houston tenga opciones reales de llevarse la serie. Su participación en el segundo partido es una incógnita.

Con Howard o sin él, Houston y Golden State son 2 equipos que llevan muchos años sin llegar tan lejos, y no será fácil para ninguno de los dos convertirse en el nuevo sheriff del oeste.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados