Se habla de:

Champions League

article title

Co & Co: El relámpago y el trueno lejos de la tormenta

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Lo que mañana ocurra a orillas del Manzanares puede ser tan brusco y feroz que agite violentamente el agua del río que pasa cerca del Vicente Calderón, independientemente del resultado, el partido se presenta como una de las batallas técnico-tácticas más esperadas de estos años modernos. La cara y la cruz, el agua y el fuego, el escudo y la espada, el juego y la competición. Pep Guardiola,  estandarte del fútbol moderno, revolucionario y pensador frente a Diego Pablo Simeone, motivador, competidor y héroe de un pueblo que ya ha demostrado que puede contra el ejército, los palacios y los imperios. Con el único aliciente de la final del 74′, los colchoneros buscan venganza, bajo el lema de #PorNuestrosMayores buscarán sacar un resultado positivo con el que viajar a Múnich. En cambio, los bávaros buscan la final de Milán para coronarse por sexta vez en lo más alto de Europa y así Pep dejar el listón muy alto por todos los necios que criticaron su juego y pensamiento.

La Tormenta: 

Vía: Marca

Vía: Marca

No será fácil de olvidar, como las noches que en pocos años se han vivido ante el Barcelona. Más de 50.000 gargantas preparadas para sufrir, animar y arropar a los suyos. Junto a las gargantas, otros 50.000 corazones que volverán a latir con la posibilidad de volver a jugar una final de la Copa de Europa. Con los dientes afilados, hay un ánimo de revancha unánime y abrumador. Los colchoneros quieren saldar cuentas pendientes. Latidos y emociones van de la mano y el Calderón se convertirá en un tormento para el Bayern desde el minuto uno de partido. Nadie lo desconoce, pero unidos a la causa a Guardiola además de eso, le esperan once combatientes que lo darán todo, como si les fuera la vida en cada minuto de partido. Bernat podrá vivir en sus propias carnes ese fútbol ‘agresivo’ que ha criticado en los prolegómenos del partido. Poco juego y mucho fútbol, hasta el minuto final. Minuto a minuto, latido a latido, el Atleti y su afición expertos en climas, harán del Vicente Calderón un verdadero tormento nada cómodo para el rival.

El relámpago y el trueno lejos de la tormenta:

Vía: Bild

Vía: Bild

Pasado el tramo inicial y cuando sea el momento de ordenar y mandar, seguramente el Bayern se haga con el dominio del partido, sea más o menos jugado, la intención de estos será buscar a los extremos, pegados a la cal, con movimientos constantes y alternando la posición varias veces a lo largo del partido, Juanfran y Fílipe Luís no tendrán una noche tranquila.

En el libro de Ángel Cappa, Guardiola comenta la importancia de los extremos: “A mis equipos los empiezo a formar desde los extremos, cosa que hoy en el mundo no se hacen porque se usan carrileros. Teniendo extremos puedes atacar más arriba, jugar en campo contrario y los recorridos son mucho menores. Apostando a los extremos renuncias al contraataque por principio y aceptas que el contrario los haga, pero yo lo asumo

En este escenario, lejos del barullo donde se forma el pelotón y la colisión, estarán casi con total probabilidad Douglas Costa y Kingsley Coman, las nuevas balas de Guardiola. Con Robben lesionado y Ribèry lejos de su mejor nivel. Los fichajes de este año se presenta como una solución factible y de calidad.

Según el periódico Sport, estas son las declaraciones de Douglas Costa durante su fichaje por el Bayern. “Hablé por teléfono con Pep antes de firmar y le dije que esperaba jugar. Él lo tenía claro y me prometió: ‘Si usted viene, jugará. Confíe en mí. Cuando Pep me recibió en Múnich lo primero que me dijo fue ‘¿Cómo estás? ¿Preparado para aprender a jugar al fútbol?. Antes pensaba que el trabajo de un entrenador era, sobre todo, configurar el equipo. Sin embargo los partidos con Guardiola son algo diferente. Es muy inteligente y sabe sacar lo mejor de cada uno. Creo que es algo por lo que deberían pasar todos los futbolistas. Es un genio”

El relámpago y el trueno se producen de forma simultánea, uno por izquierda y otro por derecha, sin posición fija o exigencia del entrenador. Bajo una premisa: Recibir, buscar y crear superioridad. Basta contar los segundos que transcurren desde que se produce el relámpago hasta que se escucha el trueno para conocer la distancia a la que se encuentra la tormenta. Y eso ya es suficiente, para que entre tanta agitación, violencia y competición, lo de mañana se convierta en un caos total bajo la aparente tranquilidad que desprende el Bayern de Pep.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados