Se habla de:

Baloncesto

article title

El reino sigue siendo blanco

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Real Madrid se ha proclamado campeón de la Copa del Rey por tercer año consecutivo, venciendo (81-85) en la final a un Herbalife Gran Canaria que ha dado más guerra de lo que se podía esperar. El conjunto de don Alejandro García Reneses ha luchado hasta los últimos segundos con un magistral Oliver (16), que ha sido el máximo anotador del partido.

El partido comenzaba con un buen Madrid que adquiría pequeñas ventajas de la mano de un entonado Carroll. Mediado el primer cuarto, el escolta cometía su segunda falta y se tenía que ir al banco. Aquí comenzaban las rotaciones de ambos entrenadores y el marcador se igualaba. Rabaseda comenzó acertado desde el triple y se terminaba con 18-24 para los blancos.

Ya en el segundo cuarto, el GranCa se llegaba a poner a solo dos puntos. Una antideportiva de Nocioni abría un parcial de 7-0… a favor de su equipo. Los de Aíto apretaban, otra vez, a final de cuarto y en un gran último minuto, con 2+1 de Newley y triple de Báez sobre la bocina, se iban al descanso a solo dos puntos.

La segunda mitad se abría con el 38-40 con el que había llegado al descanso y rápidamente empezaban las hostilidades. Báez, de nuevo con un triple, ponía por delante por primera vez en el partido a su equipo que jugaba, posiblemente, sus mejores minutos del mismo. Cuando peor lo pasaba el Madrid aparecieron sus secundarios, pero tan acertados tiradores. Carroll anotaba un 3+1 que daba la vuelta a la tendencia del partido. El cuarto llegaba a su fin con otro triple sobre la bocina de los amarillos, esta vez de Pangos que ponía el 59-62.

En el último cuarto, el Madrid disputaba sus mejores minutos y aumentaba la ventaja poco a poco con jugadas como un triple de Sergio Rodríguez a tabla, pero el rival no se rendía y salía el carácter de, entre otros, Newley. En los minutos finales apareció un omnipresente Rivers, que no había estado muy acertado, y tanto en ataque como en defensa ha sido clave. Ayón tras recoger un rebote ofensivo ponía un +12 en el marcador que parecía definitivo y Aíto paró el partido. Tras el tiempo muerto, triples de Oliver y Rabaseda que ponían a solo 6 puntos al GranCa y metían miedo a los de Laso. Tras varios segundos de tensión, Sergio Rodríguez sentenció desde el tiro libre y el Real Madrid se lleva el primer título de 2016 demostrando el espíritu campeón de este equipo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados