Argentina

article title

El problema de jugar sin Messi

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La efectividad de la selección argentina de fútbol se derrumba cada vez que juega en las eliminatorias sudamericanas sin su estrella y capitán Lionel Messi, cuya ausencia se sintió en la derrota por 2-0 con Bolivia.

El resultado en La Paz alimentó las estadísticas que confirman que para la ‘Albiceleste’, actuar sin Messi puede ser una pesadilla.

Argentina jugó 14 partidos en la clasificación al Mundial de Rusia 2018. Messi estuvo en seis de ellos, en los que la “Albiceleste” ganó cinco y perdió uno, lo que representa una efectividad del 83% de los puntos conseguidos. En los otros ocho partidos que la selección argentina jugó sin el crack, ganó uno, empató cuatro y perdió tres, lo que arroja un 29% de efectividad.

LEER MÁS: La dura sanción a Messi

De los 22 puntos que hoy el conjunto de Edgardo Bauza suma en la tabla, el 68,18% (15 puntos) fueron obtenidos cuando Messi estuvo en la cancha.

Bauza da instrucciones durante la derrota de Argentina en Bolivia | JUAN MABROMATA/AFP/Getty Images

Fuera de eliminatorias, la influencia de Messi también es notable. En los últimos tres grandes campeonatos que jugó Argentina (Mundial 2014 y Copas Américas 2015 y 2016), Messi jugó prácticamente todos los partidos y Argentina llegó siempre a la final.

Sólo se perdió el encuentro de primera ronda de la Copa América Centenario del año pasado ante Chile, partido que no obstante ganó Argentina.

La sanción de oficio de cuatro jornadas de suspensión que impuso hoy la FIFA a Messi por insultar a un asistente de línea le impedirá jugar además con Uruguay, Venezuela y Perú, y sólo podrá regresar para la última fecha de las eliminatorias ante Ecuador.

De mantenerse la tendencia que arrojan las estadísticas, Argentina se enfrenta a perspectivas complicadas.  Tras la derrota con Bolivia quedó quinta, en zona de repesca y con la tabla muy apretada en los puestos que van del segundo al séptimo lugar. Sólo los cuatro primeros se clasifican directamente, mientras que el quinto deberá jugar un repechaje con el campeón de la zona oceánica.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados