Se habla de:

Champions League

article title

El partido de la incertidumbre

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Diego TERCERO | Los caminos del Fútbol Club Barcelona y el Manchester City se vuelven a cruzar, en octavos de final de Champions, por segundo año consecutivo. Lo más interesante este año será ver que versiones de los equipos se presentan a jugar. La de equipos dominantes o la de equipos que se disparan al pie y fallan en las noches de ‘trámite’.

Ambos equipos llegan al partido del martes como una caja de sorpresas. Los de Pellegrini tuvieron, en la victoria contra el Bayern, su punto de inflexión. Acumularon hasta quince partidos seguidos sin conocer la derrota. Sin embargo, así como ganan contundentemente, son capaces de desperdiciar un 2–0 ante el Burnley o perder en casa ante el Middlesbrough o CSKA, por ejemplo.

Por su parte, el Barça parecía un equipo invencible -sumaba 11 victorias consecutivas hasta el tropezón del sábado-. Como su rival del martes, crea una sensación de incertidumbre. Capaces de ganarle tres veces al Atlético de Madrid en el mismo mes y también de fallar en partidos accesibles como ante el Celta y el Málaga en el Camp Nou.

Las claves

En busca de la revancha: Agüero jugó 45 minutos de aquella eliminatoria en donde solamente tocó una vez el balón (en el saque inicial). Sus problemas físicos lo privaron de rendir -y básicamente jugar- en los dos partidos. Ahora, viene firmando una gran temporada y ha recuperado su nivel luego de la lesión que sufrió en diciembre. Se espera muchísimo de él.

Neymar, quien tuvo una actuación discreta el año pasado, se ha convertido en el socio ideal de Messi y su crecimiento futbolístico durante esta temporada ha sido brutal. Dejó de ser un actor secundario para liderar al equipo. Sin duda, tiene la oportunidad perfecta para brillar y tomar revancha de la eliminatoria pasada.

Las ausencias: El equipo de Luis Enrique (salvo algún contratiempo de última hora) no tiene bajas significativas. El City, en cambio, tiene la sensible baja de Yaya Touré, quien cumplirá -en la ida- su último partido de suspensión. No está demás resaltar que los ingleses tienen un pésimo récord esta temporada -en Premier- cuando Yaya no ha jugado (1 victoria, 5 empates y 1 derrota).

Los nuevos: Ambos equipos ficharon a más de un jugador durante el mercado de traspasos. Sin embargo, hay dos nombres que sobresalen por la importancia que deberían de tener para uno y otro equipo. El primero,Suárez. El uruguayo ha jugado a un gran nivel toda la temporada a pesar de no estar anotando mucho. Sin duda, será una de las claves para la eliminatoria.

Mangala. El City fue superado brutalmente en velocidad la temporada pasada. Sobre todo, porque los centrales fueron Demichelis (quien pagó el precio y salió expulsado) y Lescott. El City tiene ahora un central con muchísima más presencia física y velocidad que los anteriormente mencionados, para enfrentarse al tridente culé. Si bien no ha rendido como se esperaba, Mangala tiene la oportunidad perfecta para justificar lo que pagaron por él.

Las dudas: Si bien Kompany es -en teoría- el mejor defensa del City, el momento por el que pasa el belga es preocupante. Desde que volvió de su lesión ha cometido varios errores y no parece encontrar su mejor versión. Como capitán y lo que representa futbolísticamente, para el Manchester City es vital que vuelva a ser el de antes.

Alves: Si el Barcelona tiene un talón de aquiles, ese es su lateral derecho. Está claro que la mejor versión del brasileño quedó atrás, pero su versión actual no parece la de un jugador de nivel Barça. Sus errores defensivos y su poca influencia ofensiva deberían de preocupar a Luis Enrique.

El Barça tiene la oportunidad de confirmar que es un equipo que puede aspirar a todo. Con un pie en la final de copa y aún en la pelea por la liga, deberán de mostrar su mejor versión en Europa y presentar sus credenciales como serios candidatos a la Champions.

La temporada pasada el City quedó eliminado sin siquiera meter las manos. No obstante, los títulos de Premier y Capital One Cup ‘suavizaron’ la eliminación de Champions. Este año, el City se juega prácticamente su última oportunidad de hacer algo importante contra el Barça. Fuera de las dos copas y estando a cinco puntos del Chelsea, la eliminatoria se vuelve más importante de lo que ya es.

Imposible saber que versión de los equipos veremos este martes. El margen de error es mínimo y salir en un mal día le podría costar la eliminatoria a cualquiera. Solo nos queda esperar que ambos equipos saquen a relucir su mejor versión y el partido de la incertidumbre se transforme en un partidazo entre dos colosos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados