JJOO

article title

El oro en maratón se marcha a Kenia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La keniana Jemima Jelagat Sumgong se convirtió hoy en la nueva campeona olímpica de maratón al imponerse en los Juegos de Río de Janeiro.

En una carrera bastante rápida pese al calor, Sumgong se impuso en 2:24:04 horas, por delante de Jepkirui Kirwa, de Bahréin, que se llevó la plata en 2:24:13, y de la etíope Mare Dibaba, bronce con 2:24:30.

Inteligente en su estrategia y muy rápida en el final, Sumgong sucedió así a la etíope Tiki Gelana, la campeona en Londres 2012, y dio a su país el primer oro en maratón femenino de su historia.

En unos de los días más soleados y calurosos desde que arrancaron los Juegos, las maratonianas tomaron la salida en el Sambódromo del Marqués de Sapucaí, a las 9:30 de la mañana carioca, ya a 23 grados, con una considerable humedad, y apenas público que las jaleara.

Los vecinos del barrio Centro, de lo más modesto en los alrededores de otro de los iconos del arquitecto Óscar Niemeier en la metrópolis brasileña, apenas se dejaron alterar por el ruido de los helicópteros y los cortes de calles que impuso la prueba.

Semejantes condiciones climáticas no podían sino marcar la carrera, que no tardó en fragmentarse mientras dejaba imágenes de las corredoras bañándose en agua en los primeros puestos de avituallamiento.

En el grupo de cabeza se situaron las etíopes, las kenianas y las estadounidenses. En el inmediatamente perseguidor, las asiáticas, con la japonesa Tomomi Tanaka al frente.

Habituales ganadoras del maratón olímpico y clara amenaza para las africanas en un día como hoy, las asiáticas se mantuvieron a la zaga, tratando de que el grupo que lideraba la prueba no abriera un hueco muy grande.

Entre unas y otras, se coló la peruana Gladys Tejeda que, pletórica en los primeros kilómetros, abandonó a las asiáticas para conectar con las africanas y mantenerse un par de kilómetros con el grupo de cabeza.

Luego, como la estadounidense Desiree Linden, se bajó del carro y se mantuvo entre las 15 primeras, a un ritmo más confortable para ella. Ahí, en un décimo quinto puesto histórico, concluyó Tejada, en 2:29:55 horas, su mejor registro de la temporada.

La carrera transcurrió así hasta apenas superada la media maratón, cuando el grupo de cabeza empezó a abrir hueco con sus perseguidoras y a perder unidades, hasta quedarse con siete mujeres, que se mantuvieron compactas hasta el kilómetro 35.

Cuando las piernas ya pesaban como losas, el calor seguía apretando y las fuerzas empezaban a ser ya justas para la mayoría de atletas, Kirwa, la keniana que corre Bahrein, subió el ritmo, dio un tirón y el grupo se estiró hasta quedar descompuesto.

Cuando se recompuso, lo hizo ya con sólo tres mujeres: Kirwa, Dibaba y Sumgong.

Antes del kilómetro 40, la etíope ya no pudo seguir el ritmo de sus rivales, que se fueron a por la victoria.

Pletórica de fuera, Sumgong puso entonces una marcha más y se fue en busca del Sambódromo para proclamarse la nueva reina de la mítica maratón.

(DPA)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados