EURO 2016

article title

El norte recuerda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El norte recuerda, sí, recuerda comentarios oídos durante estos últimos años basados en que el único y verdadero camino era seguir al nuevo dios del ‘tiki-taka‘, el que obró milagros y resurrecciones tales como la de España, que ganó 3 torneos mayores consecutivos cuando hacía eones que no pasaba de cuartos de final con la llamada furia.

El norte sigue recordando estos años en los que la Premier League está deportivamente caída en el viejo continente, recuerda como fue eliminado el Manchester City esta temporada, y recuerda como el Liverpool cayó en la final de la Europa League.

El norte no olvida, ni nunca olvidó, como se juega a este deporte de once contra once en el que el orden es fundamental para medirse a cualquier rival, lleve estrellas o no sobre su escudo, no olvida, ni por un momento que los partidos duran más de 90 minutos, y no se permite la rendición, el no acudir a una carrera o un pressing. Así fue siempre, y así seguirá siendo.

Los aduladores del dios del ‘tiki-taka‘ siguen con su labor de calumnia sobre el fútbol británico, el mal llamado fútbol tercermundista, de tácticas obsoletas y de balones a la olla, aunque los que vemos fútbol y formamos opiniones a través del análisis, vemos que eso es mentira.

Es mentira, porque pocas cosas hay más emotivas que ver a Irlanda del Norte, cuya población no llega a la población de Viena (Austria), defender con Aaron Hughes en el lateral derecho, la conversión de centrales en laterales e intentar, con jugadores de League One o secundarios de Championship y SPL, competir contra la reciente campeona del mundo, Alemania, o ganar bajo el granizo a Ucrania en una exhibición de defensa y contraataque.

Es emotivo ver levantarse a una República de Irlanda tras un importante traspiés ante Bélgica, y batir a Italia en los minutos finales tras fallar una y otra vez durante el partido, rendirse nunca fue una opción para los de Martin O’Neill, y el carácter y la convicción de Brady apareciendo como delantero centro en otro balón colgado, que vemos que siguen sirviendo para marcar goles.

Los que más abandonaron su esencia, fueron los de Hodgson, el primer partido ante Rusia fue una delicia, empuje, ocasiones, desdoblamientos, movimientos rápidos de balón…. y no se ganó. En el segundo tras comenzar perdiendo, Inglaterra volvió a dejar grandes sensaciones en la segunda mitad remontando en los minutos finales, y la suerte que tuvo Sturridge se difuminó ante Eslovaquia y su muro defensivo, donde Inglaterra se estrelló falto de ideas y velocidad, no acudieron a su plan ‘B’, el del empuje, la garra y el uno contra uno.

Lo mejor, para el final. Gales ha demostrado se un equipo en mayúsculas, con un esquema asentado en el 1-3-5-2, donde los 3 centrales marcan la presión y Allen maneja la posesión, el del Liverpool es el líder silencioso del juego galés, lanza contragolpes o para el partido si así lo prefiere. La estrella que luce es Bale, y Ramsey sube prestaciones de menos a más, no romperá hasta que no se quite ese horrible tinte de su cabeza.

Las cuatro selecciones de las Islas, llegan a los octavos de final donde Inglaterra se medirá contra Islandia, los de Hodgson evitaron a Portugal en el último minuto del encuentro entre austriacos e islandeses. Una revancha para el Irlanda – Francia de aquella fase de repesca para el Mundial de 2010, y el duelo fratricida entre británicos donde Irlanda del Norte pondrá a prueba su muro ante Gales.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados