EURO 2016

article title

El monarca de la Eurocopa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esta Eurocopa tiene nombre y apellido. Antoine Griezmann, claro. El delantero del Atlético de Madrid se ha puesto a la selección francesa a las espaldas cuando más hacía falta, en la fase decisiva del Mundial, para llevar a Francia a su tercera final europea. Como anfitriones, igual que en 1984 y en el Mundial 1998. También como en el 2000, en las vecinas Bélgica y Holanda. Siempre ganó.

Igual que Mario Balotelli hace cuatro años con Italia, un doblete acabó con las ilusiones de Alemania. Al menos, esta vez, el dolor queda ligeramente mitigado por el Mundial que ganaron en Brasil -y donde eliminaron a Francia-, aunque esta vez no pudieran superar al anfitrión.

En Marsella, el nuevo estadio Velodrome fue el escenario del mejor partido que se ha disputado en esta Eurocopa. Por juego, por calidad de los equipos, por expresividad, por implicación y por lo que había en juego. El listón no estaba muy alto, pero bueno, es lo que hay. Francia y Alemania salieron a por el partido, cada uno con sus armas, dejando un partido muy agradable para el espectador.

 

Neuer y Lloris demostraron que son los mejores porteros de esta Eurocopa especialmente al inicio del encuentro, con sendas intervenciones de mérito. Tras un inicio al ralentí, Alemania cogió el mando del partido, liderada por Kroos y Özil. Los franceses resistieron, con algunas dudas en defensa solventadas por un gran Koscielny y por el mismo Lloris, y se vieron en la cuerda floja sin llegar a caer.

Sin embargo, la Mannschaft fue quien bajó a los vestuarios por detrás en el marcador, situación que ya no cambiaría más. Siguiendo el ejemplo en el partido contra Italia de Boateng -que tuvo otro error poco antes, solventado por Howedes ante un lentísimo Giroud-, Schweinsteiger saltó con las manos en alto en el área, el juez de línea pitó penalti y Griezmann anotó.

En la segunda parte, Francia aprovechó la ventaja para dominar el partido. De manera icónica, la retirada por lesión de Boateng marcó el final de la eliminatoria. Griezmann marcó el ritmo como y cuando quiso y sentenció el partido, cazando un balón tras un desastre defensivo alemán y un fantástico movimiento de Pogba.

Griezmann, que suma 40 goles esta temporada, ha demostrado por qué es, ampliamente, el mejor futbolista de esta Francia y sobre todo el más diferencial de la Eurocopa. En la final contra Portugal, Antoine tratará de refrendar este dominio con un título.

 

PUNTUACIONES

FRANCIA (4-2-3-1): Lloris (7); Sagna (6), Koscielny (7), Umtiti (6), Evra (6); Matuidi (5), Sissoko (6); Payet (5), Pogba (7), Griezmann (8); Giroud (5)
Sustitutos: Mustafi (5), Götze (5), Sané (sc)

ALEMANIA (4-2-3-1): Neuer (5); Kimmich (6), Boateng (5), Howedes (6), Hector (5); Can (4), Schweinsteiger (5); Draxler (5), Kroos (7), Ozil (6); Müller (4)
Sustitutos: Kanté (5), Gignac (sc), Cabaye (sc)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados