Se habla de:

Atlético

article title

El momento Lucas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No es fácil ser defensa en el Atlético de Madrid, y mucho menos llegar a ser como los grandes centrales del Atlético del Cholo. La pareja Godín – Miranda se asentó durante los tres primeros años de la era Simeone en el club rojiblanco y la irrupción de Giménez acabó con el internacional brasileño embarcado rumbo Milán.

Durante su primera temporada completa, el Cholo pidió a un veterano compatriota con experiencia en la Liga, así llegó el ‘Cata’ Díaz a Madrid. La idea para la siguiente temporada era la misma. Un veterano para rotar a la pareja titular Godín – Miranda. El elegido fue Martín Demichelis, del Málaga CF, aunque su efímera aventura duró semanas. Pellegrini lo repatrió para su proyecto en el Manchester City y el argentino dejó una plusvalía de 6M€ en apenas 3 semanas que fueron invertidos en un gran proyecto de central, Toby Alderweireld. El belga fue el tercer central y en ocasiones lateral derecho. Esa misma temporada se fichó a un joven uruguayo, José María Giménez por algo menos de 1M€ proveniente de la cantera de Danubio. Diego Simeone sorprendió al no cederlo ni en el mercado veraniego ni en el invernal y se quedó prácticamente inédito en toda la temporada, aunque entrenar al lado de su compatriota Godín bien vale como curso intensivo del Máster ‘Como ser el mejor central del mundo’.

Los resultados a ese curso acelerado no se hicieron esperar y el joven uruguayo fue desplazando de la titularidad a un dubitativo Miranda que no encontró la forma entre sus lesiones con Brasil durante la pasada temporada. El eje uruguayo respondió positivamente con el Atlético y con Uruguay. El veterano capitán Lugano dejó su sitio a Giménez para que la dupla rojiblanca defendiera la celeste durante la pasada Copa América.

La cesión de Alderweireld al Southampton dejó el hueco de central suplente para Giménez, aunque el Atlético repitió la ‘fórmula uruguaya’ firmando a Emiliano Velázquez, también de Danubio, que cumple su segunda temporada de cesión en el Getafe con el que ya ha disputado cerca del medio centenar de encuentros.

La marcha de Miranda este verano ascendió a Giménez a la titularidad. El Atlético encontró la fórmula para contentar la salida de Mario Suárez y firmó en un intercambio al centrocampista español por el montenegrino Stefan Savic. Un central joven y experimentado que ya ha disputado dos de los grandes campeonatos nacionales europeos, la Premier League y la Serie A.

Las lesiones durante el presente 2016 están castigando al Atlético de Madrid. Cayeron Fernando Torres o Yannick Carrasco, pero también se han lesionado los tres centrales del Atlético de Madrid. Diego Godín se lesionó en la segunda parte del encuentro de vuelta de los octavos de final de Champions League ante el PSV, Stefan Savic se lesionó en un entrenamiento en el gemelo hace más de un mes y no hay noticias sobre su recuperación, y José María Giménez se lesionó en el partido liguero de la jornada 30 ante el Sporting de Gijón cuando el bíceps femoral de su pierna derecha dijo basta y le produjo una lesión de grado II.

Con este panorama, y en el horizonte la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones, al Atlético de Madrid solo le queda un central sano en la plantilla, Lucas Hernandez.

El joven central francés, hijo del ex defensor de Rayo Vallecano y Atlético de Madrid, Jean François Hernandez, estrena condición durante esta temporada como jugador de la primera plantilla del Atlético de Madrid. El descenso desde Segunda División B a Tercera División del filial rojiblanco, hizo que el club tomara la decisión de incluir al central como miembro del primer plantel. Además, por edad, el jugador disputaría los partidos correspondientes a la UEFA Youth League, la Champions League para los equipos juveniles. El joven defensa francés disputó 5 partidos de esta competición hasta la eliminación del Atlético.

La irrupción de Lucas se produjo en la pasada edición de Copa del Rey, en la eliminatoria de octavos de final cuando se produjo un nuevo derbi madrileño. El francés ocupó la posición de lateral izquierdo tapando y secando al galés Gareth Bale que no pudo sorprender ni superar a Lucas. Durante la presente temporada, el defensor francés ya ha disputado siete partidos en las 3 competiciones del Atlético de Madrid. Debutó en Champions tras la lesión de Godín y disputó la primera eliminatoria de Copa del Rey ante el Reus como central acompañando a Savic. En Liga, ha jugado en 3 encuentros de esta segunda vuelta, uno como lateral izquierdo frente al Eibar (3-1) tras la sanción a Filipe Luis, y los otros dos como central, en Mestalla y en Gijón.

En el momento más difícil de la temporada, donde todo se decide, el francés tiene la responsabilidad, a sus 20 años recién cumplidos, de liderar una defensa de emergencias donde el único central sano, de momento, es él. Su viaje con las inferiores de Francia será un dolor de cabeza para Simeone si su única referencia para el centro de la zaga sufre algún percance. De momento, Giménez, Godín y Savic continúan trabajando con los fisioterapeutas durante esta semana de asueto pero tienen muy complicado llegar al martes 5, fecha señalada en rojo por visitar el Camp Nou en los cuartos de Champions League. Lucas se apunta a la batalla ante la MSN.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados