article title

El mito viviente del voleibol

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David FERNÁNDEZ – Con 37 años, y tras una mala experiencia en el extranjero, el brasileño Gilberto Amauri de Godoy Filho, Giba como nombre de guerra, ha puesto punto y final a su carrera, una de las mejores en la historia de su deporte.

Dificultades
La vida le puso muchos obstáculos (familia muy humilde, leucemia de niño o un grave accidente en un brazo que le apartó un año del voleibol) y él otros, como el consumo de cannabis que le ocasionó una breve sanción en 2003. Pero se sobrepuso a todo ello para ganar infinidad de títulos desde su posición de atacante-receptor.

Clubes
Giba militó en 15 equipos de 5 países distintos. En Brasil estuvo hasta los 24 años y solo pudo ganar una Liga con Minas Tenis Clube antes de ir a Europa. En el viejo continente primero estuvo siete temporadas en Italia, en Ferrara y Cuneo, ganando una Copa con estos últimos, y luego se fue a Rusia un par de años más. Al final de su trayectoria también jugó en Argentina y en Emiratos Árabes.

La salvación
Rechazado en una prueba por el EC Banespa, el mejor equipo del momento en Brasil, Giba dudaba si continuar en el voleibol. Y al rescate llegó la selección sub-19, que con él como estrella ganó el Mundial de su categoría en Estambul en 1993. Menos de dos años después llegaría su debut en la absoluta en el torneo que festejó el centenario del voleibol, celebrado en Atlanta en el verano de 1995. Fue el inicio de una época de 18 años donde Brasil ganó las 7 grandes competiciones.

Campeonato sudamericano
Su primer título con la absoluta fue en el torneo continental. Una competición donde Brasil había ganado sus 97 partidos jugados. Con Giba en el equipo llegaron 9 oros, el primero en Porto Alegre 1995, y 41 victorias más para dejar la racha en 138 victorias consecutivas (actualmente ya es de 142).

Juegos Panamericanos
En el verano de 2003 Brasil llevó a su mejor equipo a Santo Domingo para conseguir un oro en los Juegos continentales que se le resistía desde 1983. En ese equipo predestinado a ganar estaba Giba pero Brasil fue sorprendida por Venezuela en semifinales.
Cuatro años después, jugando en casa, en Rio de Janeiro, Giba lideró a una Brasil que salió campeona tras ganar sus cinco partidos por tres sets a cero.

Copa de Campeones
Esta competición reúne cada cuatro años en Japón a los campeones continentales y siempre está Brasil como campeón sudamericano. Giba disputó 20 partidos, con 19 victorias (solo cayó ante Cuba en 2001) y 3 títulos: 1997, 2005 y 2009.

Copa del Mundo
La Copa del Mundo también se celebra en Japón cada cuatro años. Giba participó en cuatro ocasiones subiéndose siempre al podio (2 oros y 2 bronces). Pero la edición de 2007 fue especial, Giba fue elegido mejor jugador del torneo y, junto a sus compañeros Anderson Rodrigues, André Nascimento y Rodrigo Santana, llegó a ser campeón de todo a nivel de selecciones simultáneamente.

Liga Mundial
Giba debutó en la competición en 1995 y la jugó por última vez en 2012. En 18 años pudo ganarla 8 veces (entre ellas cinco consecutivas entre 2003 y 2007) y consiguió 5 medallas más. El partido que inició esa increíble racha de títulos seguidos fue la histórica final de Madrid 2003 donde Brasil venció a Serbia por 31-29 en un quinto set que, con 27 minutos, fue el más largo del partido. Y aún sigue siendo el set final con más puntos en la historia de partidos por grandes títulos.

Campeonato del Mundo
Participó en cuatro ocasiones. En 1998 se quedó a las puertas de la medalla pero lo compensó con creces al ganar los títulos de 2002, 2006 (en éste siendo elegido como mejor jugador) y 2010, aunque Brasil nunca pudo hacer pleno de victorias en un Mundial, algo que se les resiste a todos desde que lo consiguiera la Unión Soviética en 1982.

Juegos Olímpicos
Descartado para Atlanta 1996 donde Brasil defendió sin éxito el título cayendo en cuartos ante lo que quedaba de Yugoslavia, Giba hizo su debut olímpico el 17 de septiembre en Sydney consiguiendo 15 puntos en un cómodo triunfo por 3-0 ante Australia. El resto del campeonato no fue especialmente bueno para Brasil que sucumbió en cuartos ante Argentina.
En 2004 nuevo intento y esta vez exitoso desde el punto de vista colectivo –Brasil fue oro– e individual –Giba fue elegido como mejor jugador–. En la fase de grupos, en una victoria brasileña ante Italia por 33-31 en el 5º set, Giba firmó su mejor actuación olímpica logrando 26 puntos.
En 2008 todo era perfecto (pleno de victorias y sin jugar un quinto set) hasta la final donde Estados Unidos, en estado de gracia y con una de las mejores generaciones de su historia, ganó el oro.
Londres 2012 fue su despedida. Con Brasil lanzada a por el oro Giba tuvo una presencia testimonial actuando como suplente en tres de los partidos de la fase de grupos y sin jugar en cuartos y semis. En la final ante Rusia participó en el tercer set cuando parecía claro el título para Brasil pero su equipo desperdició dos bolas de partido y acabó sufriendo su única derrota olímpica tras tener dos sets de ventaja.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados