Multideporte

article title

El mito de Bumgarner

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Las Series Mundiales de béisbol de 2014 serán recordadas por el título de San Francisco Giants, el tercero en las cinco últimas temporadas, y por la portentosa actuación del mejor pitcher de los californianos, Madison Bumgarner, que culminó una gran temporada regular y unos magníficos playoffs con una de las mejores actuaciones en la historia de las World Series.

El béisbol es uno de los deportes que más explota la estadística y gracias a los datos de la empresa especializada Elias Sports Bureau se puede desmenuzar al detalle lo realizado por Bumgarner a lo largo de su carrera en Series Mundiales.

El debut

En su año de rookie, 2010, Bumgarner hizo su debut en Series Mundiales en el cuarto partido de la eliminatoria ante Texas. San Francisco lideraba la serie por 2-1 y volvía a jugar en Arlington tras perder en ese mismo escenario la noche anterior. Bumgarner no acusó la presión y fue capaz de completar ocho entradas sin conceder carreras, la mejor actuación de un novato desde 1948 cuando Gene Bearden completó todo el partido con Cleveland Indians sin permitir carreras a los Boston Braves. Al día siguiente los Giants lograron su primer título desde 1954.

Momentos difíciles

San Francisco volvió a jugar postemporada en 2012, el año con peores números de Bumgarner en casi todos los apartados de lanzamiento. En playoffs continuó su mala racha jugando y perdiendo su partido de Serie Divisional (ante Cincinnati) y Serie de Campeonato (ante Saint Louis) sin que llegara a lanzar cuatro entradas completas.

Pero su entrenador le confió la apertura del segundo encuentro de las Series Mundiales ante Detroit y Bumgarner respondió con siete entradas concediendo apenas dos hits y ninguna carrera, aunque esta vez con mucha ayuda de todos sus compañeros de defensiva. La serie terminó con San Francisco barriendo a los Tigers por 4-0.

World Series 2014. Primer partido

Bumgarner se ganó durante la temporada regular (18 triunfos, record personal) y durante los playoffs ser el pitcher de referencia de los Giants, y más tras las lesiones de Cain o Lincecum.

En este primer encuentro completó siete entradas y solo permitió una carrera, un home run en su penúltimo lanzamiento, cuando su equipo ganaba por 7-0. Por tanto Bumgarner no recibió carreras en sus 21 y 2/3 primeras entradas de Series Mundiales, la segunda mejor marca de todos los tiempos tras las 28 y 1/3 de Christy Mathewson en 1911.


World Series 2014. Quinto partido

El extraordinario rendimiento de los bateadores de San Francisco (Sandoval, Pence y Belt, entre otros) compensó los malos partidos de sus pitchers abridores y Bumgarner volvió a lanzar con la serie empatada a dos. Y mejoró sus prestaciones. Los Royals hicieron cuatro hits pero ninguna carrera ante un Bumgarner que disputó todo el partido.

Desde Josh Beckett, Florida Marlins, en 2003 ningún lanzador completaba un partido sin permitir carreras. Añadiendo las cero bases regaladas (walks) no ocurría desde 1985 (Saberhagen con los Royals).

Este nuevo triunfo fue el cuarto de Bumgarner en Series Mundiales, la mejor marca de inicio de carrera desde Lew Burdette, Milwaukee Braves, en 1958.

World Series 2014. Séptimo partido

Hace 50 años Bumgarner hubiera jugado sin ningún problema el séptimo partido, probablemente entero. Pero ahora es impensable ver a un lanzador abrir dos partidos con apenas dos días de descanso así que Bumgarner asumió otro rol, el de relevista. Su entrenador le sacó al campo en la quinta entrada cuando los Giants dominaban por 3-2 y así acabó el partido que dio a la franquicia el octavo título de su historia.

Bumgarner había salido desde el bullpen en otras cuatro ocasiones y nunca había encajado una sola carrera. Y no solo mantuvo su racha sino que, lo hizo tan bien que batió varios records por el camino.

Con 52 y 2/3 de entradas lanzadas se convirtió en el pitcher más activo en una misma postemporada. Su salvado (save, estadística que se computa desde 1969 y que, resumiendo, es cerrar el partido manteniendo la ventaja de tu equipo) de cinco entradas completas fue el más largo en la historia de los playoffs. Y su ERA (el promedio de carreras recibidas proyectado a nueve entradas) en Series Mundiales es un insignificante 0.25 (una carrera recibida en 36 entradas lanzadas), record histórico para un mínimo de 20 entradas.

Jugador más valioso

Sus históricos números (Bumgarner es el primer jugador con dos victorias, un shutout y un save en unas mismas World Series) le hicieron merecedor del MVP de las Series Mundiales. El primero que recibe el jugador responsable del save que otorga el título desde 1999 cuando se lo dieron al panameño de los Yankees Mariano Rivera.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados