FC Barcelona

article title

El legado del eterno capitán

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Sacrificio. Lucha. Entrega. Corazón. Solidaridad. Liderazgo. Esfuerzo. Carles Puyol Saforcada defendió la camiseta azulgrana durante veinte temporadas, quince de ellas en el primer equipo y diez como capitán. La temporada 2013/14 fue su última campaña como jugador del Barça y como futbolista profesional. Los problemas en su rodilla derecha evitaron cumplir uno de sus sueños: retirarse del fútbol a los 40 años. No valoras lo que tienes hasta que lo pierdes

¿Quién le iba a decir a aquel chiquillo de rizos dorados –que debutó ante el Valladolid el 2 de octubre de 1999– que sería, a día de hoy, el tercer jugador que más veces ha vestido la zamarra azulgrana?

¿Quién le iba a decir a aquel culé –que vio a su equipo cinco años sin conseguir un título– que levantaría tres Champions League, seis Ligas, seis Supercopas de España, dos Copas del Rey, dos Supercopas del Europa y dos Mundiales de Clubes?

¿Quién le iba a decir a aquel chaval de la Pobla de Segur –que debutó en un equipo de fútbol como portero y más tarde como delantero– que acabaría siendo designado por la UEFA como mejor defensa en seis ocasiones y en tres por la FIFA?

Muchas han sido sus parejas de baile en el eje de la zaga, pero ninguna ha conseguido hacerle sombra. Frank de Boer, Rafa Márquez, Oleguer Presas, Lilian Thuram, Gabriel Milito, Gerard Piqué o Javier Mascherano han sido algunos de sus compañeros en la retaguardia.

Piqué junto a Puyol en 2012 | David Ramos/Getty Images

De todos ellos, Piqué ha sido el que más se ha acercado, en cuanto a juego, al nivel del capitán. Llegó procedente del Manchester United en la primera temporada de Guardiola y, poco a poco, fue dejando sin sitio al ‘kaiser’ méxicano. La juventud de Piqué, y lo que le aportó la veteranía de Puyol, le convirtió en uno de sus mejores discípulos.

El carácter del ‘jefecito’ Mascherano nos hace recordar, sin duda, a la actitud de Carles Puyol sobre el césped. La seriedad, concentración y capacidad de levantar el ánimo de sus compañeros son algunas de las características que comparten ambos jugadores.

Sin embargo, los dos jugadores mencionados han entrado ya al club de los treinta años. Gerard recientemente cumplió 30 y Javier cumplirá 33 en junio. La carrera de ambos no está acabada, ni mucho menos, pero cada vez se va acercando más a su final. Es por ello que siempre se ha buscado un central con calidad y de recorrido que pudiese ocupar dicha posición. De la Masia han salido jugadores como Marc Muniesa, Andreu Fontàs o Marc Bartra a los que se les auguraba un buen futuro como azulgranas. El que más suerte tuvo fue el último, que estuvo en el primer equipo durante cuatro temporadas, pero no acabó de cuajar con ningún entrenador –ni Pep Guardiola, ni Tito Vilanova, ni Gerardo Martino, ni Luis Enrique–, actualmente milita en el Borussia Dortmund. Muniesa y Fontàs son jugadores del Stoke City y Celta de Vigo, respectivamente.

También se ha buscado el sustituto de Puyol fuera de Can Barça, con más pena que gloria. Martín Cáceres, Dmitrio Chigrinskiy, Alex Song –fue fichado como mediocentro defensivo, pero se decía que también podía jugar como central–, Jérémy Mathieu o Thomas Vermaelen son algunos de los fracasos de la directiva azulgrana a la hora de buscar un central de garantías.

Umtiti, recién llegado al Barcelona esta temporada | JOSEP LAGO/AFP/Getty Images

Esta temporada, ha llegado Samuel Umtiti, procedente del Olympique de Lyon. El francés no está teniendo dificultades para adaptarse en la zaga azulgrana, como sí que tuvieron muchos otros fichajes. Su juventud, velocidad, juego aéreo, corte de balón y salida de presión le están posicionando como acompañante habitual de Gerard Piqué; dejando a Mascherano en un segundo plano.

Muchos abogan que el central francés es el nuevo Puyol. Bien es cierto que tiene un futuro muy prometedor en el Camp Nou, pero es demasiado pronto para celebrar la llegada del relevo del eterno capitán –apenas ha disputado veinte partidos como culé–.

Lo que ha aportado Carles Puyol al FC Barcelona es incalculable. Pocos jugadores han defendido el escudo de la camiseta como el capitán. Su legado es eterno. Su sustituto es inexistente. Carles Puyol solo hay uno. Ningún jugador podrá igualarle.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados