Fútbol Español

article title

El lado oscuro de la jornada 35 de Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Infierno. El Levante desperdició una oportunidad de oro para colocarse a solo dos puntos de la permanencia. Los granotas ganaban 2-0 en el 87′, y se dejaron empatar ante el Athletic con goles de Susaeta y San José, este último en el 91. Dos puntos que se fueron al limbo.

Penumbra. El Espanyol se complica la vida. Ante Las Palmas, desahogado en la clasificación, debió sumar para seguir alejándose del descenso. En lugar de eso, se llevó un 4-0 que hizo temblar los cimientos del Power8. Ahora le quedan tres rivales de peso: Sevilla, Barça y Éibar.

Tormenta. Otro que desperdició su renta fue el Getafe. Después de un buen partido en el que incluso consiguió remontar, el tanto de Alcácer -ex azulón, como Parejo- hundió las esperanzas de los de Esnáider. La victoria les habría hecho subir tres puestos.

El gatillazo. El Villarreal-Real Sociedad fue un drama. Los amarillos tuvieron en el lanzamiento de falta de Bruno al larguero su ocasión más clara, pero ahí se acabó. Los guipuzcoanos, menos todavía. Desidia en un encuentro que habría acercado casi definitivamente la Champions a El Madrigal.

El ‘malo de la película’. De héroe a villano. Embarba firmó el 1-0 ante el Madrid en Vallecas y fue uno de los mejores de su equipo, pero su error fue decisivo para que los blancos se llevaran la victoria. En un intento de sacar el balón jugado desde atrás mandó un pase sensacional a Bale, que solo tuvo que hacer alarde de su velocidad para pisar área y batir con facilidad a Juan Carlos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados