Fútbol Español

article title

El lado oscuro de la jornada 27 de Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Infierno. “Somos una auténtica mierda como equipo. Vamos a Segunda de cabeza”. Estas fueron las palabras de Medhi Lacen al término del partido ante Las Palmas, en el que su equipo perdió 4-0 y cosechó su séptima derrota consecutiva. 19 jornadas antes, los azulones ganaban a los canarios por idéntico resultado y provocarían la destitución de Paco Herrera. Escribá ha pasado de ser el entrenador ideal para el Getafe a estar seriamente discutido. Ya están con los mismos puntos que el Granada, en descenso.

Penumbra. El Deportivo cayó goleado por 4-1 en San Mamés y volvió a agrandar una racha que parece interminable. A diez puntos de Europa y con un colchón de seis sobre el descenso, parece que la temporada para los de Víctor Sánchez del Amo se ha acabado, pero ojo. De seguir así, los coruñeses tendrán que luchar hasta el final para quedarse en Primera.

Tormenta. Tras dos victorias consecutivas, la mejoría del Espanyol parecía clara y debía confirmarla en un duelo directo con el Betis, con quien empata a puntos en la tabla. Sin embargo, los verdiblancos arrollaron a los pericos en una gran primera parte y sentenciaron para poner un 0-3 en el Power8 y dejar al equipo de Galca a dos puntos del descenso. Dolorosa derrota.

FBL-ESP-LIGA-CELTA-VILLARREAL

El gatillazo. Bakambu lleva casi dos meses sin marcar. Su último gol fue al Sporting, el 10 de enero, la mañana en la que marcó un doblete para mantener al Villarreal en Champions. Ahora, con Baptistao y Adrián recuperados y pidiendo sitio, el congoleño ha perdido puntería. En Balaídos tuvo dos mano a mano que pudieron decantar la victoria para el Submarino, pero ambos fueron desbaratados por Sergio Álvarez.

El ‘malo’ de la película. Tanto Lucas Orbán como Juan Carlos allanaron el camino hacia la victoria de Real Madrid y Barça, que tuvieron inicios de partido más que complicados. Levante y Rayo plantaron cara en los primeros minutos de juego, pero un penalti absurdo del argentino y una cantada descomunal del guardameta provocaron el 0-1 en el Ciutat y en Vallecas, y con ello todos los planes de sus técnicos a la borda.

Silbato oxidado. “Ha sido un escándalo, una vergüenza, están todos los chicos llorando en el vestuario. Me siento robado; y ahora que me sancionen con cincuenta partidos si quieren”, declaró Abelardo en rueda de prensa. El Sporting se marchó de Granada con un gol anulado, un penalti en contra y dos expulsados. Javier Estrada, en el ojo de huracán.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados