Fútbol Español

article title

El lado oscuro de la jornada 26 de Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Infierno. Ya es oficial. El Real Madrid ha decidido tirar la Liga por la borda. No importa que los jugadores blancos digan que no van a bajar los brazos o que mientras haya puntos en juego es posible. No, ya es tarde y recuerda tanto a las últimas temporadas que suena poco creíble. En la actitud de los blancos en el derbi, prácticamente durante más de una hora, se pudo comprobar que este equipo está a años luz de Barça… y del Atlético.

Penumbra. Seis derrotas consecutivas condenan a los de Escribá a situarse a sólo dos puntos de la zona de descenso. El balance es terrorífico: 2 goles a favor, 12 en contra, y cinco partidos seguidos sin ver puerta. Equipos como el Granada, el Málaga o el Levante han marcado hasta tres goles a los azulones, que han entrado en una espiral que tiene pinta de tragedia.

Tormenta. Los coruñeses siguen sin ganar en 2016 y han pasado de empatar partidos a perderlos, el último ante el colista en Riazor. Sin fútbol, los de Víctor Sánchez del Amo tiraron de fe y casta, pero acabaron desesperados y con diez por la expulsión de Lux. El sueño europeo de principios de temporada ya es una utopía.

Real Sociedad de Futbol v RC Deportivo La Coruna - La Liga

El gatillazo. Como hemos dicho, el Getafe enlaza cinco jornadas sin marcar un tanto y eso les ha llevado a acercarse peligrosamente al infierno. Ante el Celta perdonaron con varias ocasiones para haberse adelantado en el marcador por medio de Yoda, Lacen, Sarabia y Álvaro Vázquez, pero la pólvora sigue mojada. Y así, difícil quedarse en Primera.

El ‘malo de la película’. El festival del Athletic en Mestalla fue propiciado, en su mayor medida, por dos terribles errores de Dani Parejo. El capitán valencianista perdió el balón en la frontal en el 0-2 y marcaba a Aduriz en el cóner para el 0-3. Al madrileño le gustaría volver a la temporada pasada, en la que fue el centrocampista más goleador del torneo.

Silbato oxidado. Dicho sea de paso, en Mestalla no todo fue culpa de Parejo. Según Neville, el árbitro, Gil Manzano, no señaló dos penaltis a favor de su equipo y no sacó ni una sola tarjeta a los jugadores del Athletic “a pesar de todas las faltas que hicieron”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados