Fútbol Español

article title

El lado oscuro de la jornada 14 de Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Infierno. La UD Las Palmas se hunde. Su derrota ante el Sporting (3-1), rival directo por la permanencia, ha hundido completamente a los de Quique Setién, colistas en la tabla con solo diez puntos. En las seis jornadas que lleva dirigiendo el nuevo técnico, el balance es de dos empates, tres derrotas y una sola victoria. La situación no mejora y la sensación es de que la culpa no estaba en Paco Herrera.

Penumbra. Ganaban, jugando además un fútbol atrevido que caracteriza a los de Paco Jémez. Sin embargo, acabaron perdiendo y no es la primera vez que pasa. El Rayo presenta un juego valiente y tiene dinamita, pero sufre mucho atrás. Tanto, que junto a Espanyol y Levante es el equipo que más goles encaja de Primera. Esto le lleva a ser 16º, a sólo tres puntos de descenso, en un momento donde las aguas no están suficientemente calmadas.

Tormenta. Cinco partidos. El Betis acumula ya cinco partidos sin ganar en el Benito Villamarín en Liga. Cuatro derrotas y un empate, éste en la última jornada ante el Celta, hace lo que los de Pepe Mel no den una alegría a su afición desde el 12 de septiembre. Ni siquiera Pepe Mel lo entiende: “Habría preferido ganar al Atlético en casa que al Levante fuera”, dijo hace una semana.

Betis' defender Jorge Molina (R) covers his face with hands after missing a goal during the Spanish league football match Real Betis vs RC Celta de Vigo at the Benito Villamarin stadium in Sevilla on December 5, 2015.The match enden in a draw 1-1. AFP PHOTO / CRISTINA QUICLER / AFP / CRISTINA QUICLER (Photo credit should read CRISTINA QUICLER/AFP/Getty Images)

El gatillazo. Ni con uno más durante más de 70 minutos fue capaz el Málaga de marcar un solo tanto en el Nuevo San Mamés. Los malacitanos, que siguen siendo el equipo menos anotador de las grandes ligas, no ganan fuera de casa desde mayo, y su situación -17º, con los mismos puntos que Granada y Levante, en descenso- no invita al optimismo. Los goles deben llegar.

El ‘malo de la película’. Jonny Castro no pasa por su mejor momento como jugador del Celta. Empezó la campaña como uno de los laterales más prometedores de España y candidato a la selección, pero sus últimos partidos le han condenado al ostracismo. Errores en defensa, goles en propia y ahora una expulsión en el Villamarín dejan al defensa en una situación que necesita revertir cuanto antes. Nivel de sobra tiene.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados