Fútbol Español

article title

El lado oscuro de la jornada 11 de La Liga

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Infierno. Era posible que cuando usted estuviera leyendo esto David Moyes ya hubiera sido destituido como técnico de la Real Sociedad. Así ha sido. Y no es para menos. El preparador británico no ha conseguido sacar el rendimiento esperado a una plantilla de nivel que aspira a mucho más que a luchar por la permanencia. 9 puntos de 33 posibles y sensaciones pésimas de un equipo que (sobre) vive de los goles de Imanol Agirretxe.

Tormenta. Primer nubarrón serio en la Era Benítez. El Real Madrid perdió ante el Sevilla en una segunda parte horrorosa de los blancos, sobre todo en defensa. Tres goles hicieron los de Emery, pero pudieron ser más de no ser por un Kiko Casilla acertado. El Madrid suma dos encuentros consecutivos sin dar la talla, pierde el liderato, la imbatibilidad y al mejor Cristiano.

Penumbra. Acostumbrado a estar en el lado oscuro, el Granada no levanta cabeza y pese a la ratificación en su cargo, Sandoval pende de un hilo. Ante un Rayo que sólo había sumado tres de los últimos quince puntos, sufrió dos goles en apenas diez minutos, y se encuentro con la expulsión de Zé Castro seis después. Casi todo el partido con uno más, pero los nazaríes sólo fueron capaces de marcar un tanto -Babin- y poco más pudo inquietar la meta de Toño. Mucho tiene que mejorar este equipo para salir del hoyo.

SAN SEBASTIAN, SPAIN - AUGUST 29: Head coach David Moyes of Real Sociedad looks on prior to the start the la Liga match between Real Sociedad de Futbol and Sporting Gijon at Estadio Anoeta on August 29, 2015 in San Sebastian, Spain. (Photo by Juan Manuel Serrano Arce/Getty Images)

El gatillazo. Ya empezaron la Liga con seis partidos sin marcar, pero tras hacerlo en sus dos únicas victorias (3-1 a la Real Sociedad y 2-0 al Dépor), el Málaga sigue sin ver puerta. No lo ha hecho en nueve de las once jornadas disputadas. Ante el Betis se volvió a evidenciar no sólo la falta de puntería, sino de fabricación de ocasiones. El problema, lejos de ser sólo culpa de los atacantes, es colectivo.

El ‘malo’ de la película. El Getafe tuvo opciones de empatar ante el Eibar hasta que Damián Suárez provocó penalti y su segunda amarilla. Expulsión, los madrileños con diez y gol en contra. 3-1 perdieron los de Escribá, que suman su tercera derrota consecutiva.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados