Se habla de:

Valencia

article title

El imperio CHEryshev da el salto definitivo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol es heterogéneo, tornadizo y maniático. Siempre lo fue. Y quizá ahí resida la magnificencia que estimula la inclinación por este deporte. El campo enjuiciará si la llegada de Denis Cheryshev al Valencia fue una bendición o no. Pero de lo que no hay duda sobre el papel es que los de Gary Neville se montan en un muelle que les permite dar un brinco de aptitud. Con “p”. El Valencia buscaba un central y un mediocentro en este mercado de invierno pero, por el pasaje, “Suso” García Pitarch se ha encontrado dos agasajos que visten mejor al conterráneo. Sobre todo el ruso. En la órbita blanquinegra desde hace más de año y medio, Cheryshev fue el sabor agradable, la fresca espiración en un momento lóbrego y nebuloso. Anclado en la Liga en una situación resbaladiza que oprime como un torniquete en el gaznate, el Valencia fue capaz de conseguir que Villarreal, Sevilla o Liverpool vieran pasar el tren que partía de Nizhni Nóvgorod por la ventanilla de la cantina.

El Valencia ya tiene a su Zar. Denominados autócratas desde sus inicios, siempre se consideraron dueños de todo el poder político y económico. Y justamente es lo que fue Cheryshev el último día de mercado. Dominador de todas las emociones valencianistas en una época que solicita con papel y rúbrica noticias generosas. Llega a Mestalla un magnífico futbolista. Amante del espacio como Platón de su alegoría de la caverna, desequilibrante en el careo individual y residente en la entrega de oportunidades. Es el salto de calidad que el Valencia exigía en su banda izquierda. Llega cedido por el Real Madrid hasta final de temporada sin opción de compra pero, si su rendimiento coincide con las expectativas, las dos partes irán con todo el próximo verano para continuar con su alianza.

Foto: valenciacf.com

Fotos: valenciacf.com

Gary Neville calificó su llegada como un “regalo”. Y mal encaminado no iba. Más aún tras determinar y hacer creer a todo bicho viviente que el mercado invernal era poco menos que un quiste en la mismísima nalga derecha. La inutilidad de este período de fichajes -así lo dogmatizó- le va a permitir disfrutar de una pieza que no se imaginaba ni rebuscando minuciosamente en su lista de probabilidades. La negativa y desaprobación del Real Madrid en querer soltar al futbolista fue el primer escollo con el que se encontró el director deportivo del Valencia CF. Pero, con el permiso de Gary, siempre ha de haber esperanza en cualquier espacio de compra-venta. Y más cuando se trata de jugadores que disponen de escasos minutos en sus equipos. Las llamadas que recibió García Pitarch del representante de Cheryshev, Ginés Carvajal, reactivaron un deseo añejo hasta convertirlo en realidad.

Es momento de soberanía. Esperemos que en pocas semanas se esté viajando al siglo XVI para ser partícipes del mandato de “Denis el Terrible”. El Valencia requiere victorias sin tregua y su afición desatender la angustia que le permita abrazar sonrisas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados