La Liga

article title

El hito exclusivo de Kevin-Prince Boateng

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Pocos confiaban en la adaptación de Kevin-Prince Boateng al esquema de Quique Setién ni en la recuperación del ghanés como futbolista importante tras su última nefasta experiencia en el Milan y, sin embargo, el exrossonero ha caído de pie en La Liga con un gol en su debut en Mestalla con la UD Las Palmas y con una primera actuación más que notable.

Su estético cabezazo supone además un hito para la trayectoria de Boateng que no tiene parangón en el fútbol actual. Con ese gol, se ha convertido en el único jugador en activo en la élite europea que ha marcado en La Liga, en la Premier League, en la Bundesliga y en la Serie A, las cuatro ligas más importantes a nivel mundial y las cuatro primeras también del famoso ránking FIFA.

LEER MÁS: Las claves del fichaje de Kevin-Prince Boateng por la UD Las Palmas

Una distinción única de la que sólo él puede puede presumir por lucirla en exclusiva y que resulta muy llamativa para a un centrocampista no especialmente prolífico de cara a puerta. De hecho, únicamente ha marcado 25 goles en campeonatos domésticos en sus doce campañas como profesional.

El primer campeonato en el que dejó su sello en forma de gol fue, obviamente, en la Bundesliga. Tras surgir de la cantera del Hertha de Berlín, Boateng debutó con el equipo capitalino en la máxima categoría del fútbol alemán en la temporada 2005/06 y realizó su primer tanto en febrero de 2006 en la visita al Eintracht de Frankfurt.

Tras salir del Hertha en 2007 y firmar por el Tottenham y el Borussia Dortmund sucesivamente, tendría que esperar tres temporadas completas para conquistar una nueva liga. Fue la Premier League esta vez, con su llegada al Portsmouth de cara al curso 2009/10. Con el Pompey haría su primer gol en septiembre, en la derrota en Fratton Park ante el Bolton.

Con el descenso y los problemas financieros del Portsmouth, Boateng pasó al Milan vía acuerdo con el Genoa -donde nunca llegó a jugar- para vivir la que es hasta hoy su etapa más duradera, positiva y fructífera. Su primer gol con los rossoneri lo hizo en diciembre de 2010 en la victoria de local ante el Brescia a pase de Zlatan Ibrahimovic, otro que ha marcado allí donde ha jugado aunque en el caso del sueco su pólvora no conoce las redes alemanas.

Con su reciente tanto al Valencia, Kevin-Prince Boateng cierra un ciclo goleador perfecto que le añade una nueva insignia a su vitola de futbolista diferente y genuino por muchos y variados aspectos y, al mismo tiempo, inicia de forma ilusionante su temporada en Las Palmas. Una experiencia que, si mantiene el nivel en términos futbolísticos y extradeportivos, puede volver a colocarle en primera plana para seguir conquistando marcas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados