EURO 2016

article title

El héroe inesperado de Portugal

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La gran final. El único partido que importa de esta EURO 2016 tenía a los anfitriones, Francia, y a Portugal como protagonistas. Todo el camino recorrido ya no importa, solo 90 minutos para el todo o nada. Lágrimas o sonrisas. 90 minutos para la gloria francesa; repetir triunfo en casa, o para la historia portuguesa; conquistar su primer título internacional.


La actuación y la ceremonia de clausura previa al encuentro junto con la interpretación de los himnos de cada país generó un ambiente idílico en el cual Francia se asentó mucho mejor que Portugal. En los primeros minutos Les Bleus fueron un rodillo que atenazó a los lusos que vieron como gran parte de sus esperanzas cuando Cristiano Ronaldo tuvo que retirarse lesionado a los 20 minutos. Una desafortunada entrada de Payet lastimó su rodilla izquierda. Las lágrimas de impotencia de Cristiano en la camilla reflejan el sentimiento de todo un país.

El fútbol es tan peculiar que desde que la estrella portuguesa salió del terreno de juego, Portugal mejoró significativamente. Francia bajó el ritmo y no sucedió nada hasta el descanso. El segundo acto discurrió dentro de la normalidad relativa de cualquier final; muchas precauciones, pocas ocasiones de gol y una pelea feroz por dominar el centro del campo. Y ahí Francia tiene muchas papeletas. La mejor oportunidad la tuvo Griezmann aunque Francia disfrutó de alguna más e incluso Portugal pudo adelantarse.

Cuando la prórroga ya se vislumbraba en el horizonte Gignac congeló el corazón de todo el estadio, Francia y Portugal pero la madera evitó que se destapase la locura en Saint-Denis. Final: POR 0-0 FRA. Prórroga. Ahora quien tenía más papeletas era Portugal, esta EURO los avala en los tiempos extra.

El idilio portugués con las prórrogas no tiene comparación. En el minuto 109 Éder, sí sí, EDER marcó un golazo desde fuera del área para convertirse en héroe nacional. Ni Eusebio, ni Figo, ni Pauleta, ni Cristiano… ha sido Éder el autor del gol más importante de la historia de Portugal. Francia mereció ganar, Portugal ganó con la salida de su estrella, Cristiano Ronaldo, del campo y el goleador ha sido el jugador más criticado por sus propios aficionados. Portugal campeón de Europa. El fútbol es así de caprichoso, y por eso nos gusta tanto.


Puntuaciones:

PORTUGAL (4-1-2-1-2): Rui Patricio (7); Cédric (5), Pepe (7), José Fonte (6), Guerreiro (7); William Carvalho (5), Adrien Silva (4), Renato Sanches (5), Joâo Mario (6); Cristiano (SC), Nani (6).

Sustitutos: Quaresma (6), Moutinho (6), Éder (8).

FRANCIA (4-4-2): Lloris (6); Sagna (5), Koscielny (7), Umtiti (6), Evra (5); Matuidi (6), Pogba (5), Sissoko (7), Griezmann (6), Payet (4); Giroud (5).

Sustitutos: Coman (6), Gignac (7), Martial (SC).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados