Granada

article title

El Granada, a la "reconquista" de su feudo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La historia nos cuenta que la Alhambra se convirtió en símbolo de la resistencia nazarí frente al avance de los cristianos, que el Reino de Granada aguantó hasta el final la irremediable conquista de sus territorios y que, sólo cuando Boabdil bajó la guardia, los Reyes Católicos se hicieron con las llaves de la ciudad y se apropiaron de una fortaleza hasta entonces inexpugnable. Cuando el Granada CF subió a Segunda división en 2010 convirtió el nuevo Los Cármenes en su Alhambra particular, un fortín en el que muy pocos encontraron las llaves del triunfo y que sirvió para que los rojiblancos ascendieran a Primera. En su tercera temporada en la élite, los de Lucas Alcaraz parecen haber dejado abierta la Puerta de la Justicia y ya han encajado 5 derrotas en 6 partidos en casa.

Al técnico granadino le está costando dar con la tecla en este Granada. La solidez en su estadio ha ido perdiendo fuelle con el paso de las temporadas, hasta el punto de haberse convertido en el peor equipo local de Primera: es el que más partidos ha perdido en casa y el que –junto al Celta– menos goles ha marcado (3). Alcaraz empezó la temporada con una idea fija en el estilo, pero los resultados han propiciado un cambio en el esquema. Se ha pasado del 4-2-3-1 a un 4-3-3 que ha mejorado notablemente el juego del equipo, pero que sigue sin dar sus frutos de cara a portería.

No hace tanto que Los Cármenes era la muralla más firme. En la temporada 2010-11, los rojiblancos consiguieron el ascenso gracias, sobre todo, a 15 de sus 18 victorias aquel año. Tan sólo se perdieron dos encuentros en casa. La diferencia era evidente: el Granada marcó 50 goles en su domicilio y sólo encajó 16.

Desde que volvió a Primera, esa estadística ha ido cayendo. En la 2011-12, perdió hasta 6 partidos en Los Cármenes; ganó 8 y empató 5. El número de goles marcados se quedó en menos de la mitad que el año anterior (22) y recibió 20 tantos en contra. En la 2012-13, la situación empeoró un poco más: 6 victorias, 6 empates y 7 derrotas, y los mismos goles a favor que en contra en casa (21).
Parece más que evidente que el gran problema del Granada, tanto dentro como fuera de sus fronteras, es la falta de gol. De aquel conjunto arrollador en la Liga Adelante hubo un nombre por encima del resto: Álex Geijo. El hispanosuizo dejó su firma en 24 de los 71 goles del Granada ese año, y jugadores como Benítez (10), Orellana (7) o Collantes (6) hicieron su más que decente aportación a la causa. Sin embargo, los máximos goleadores de su primer año en Primera, Odion Ighalo y Ghilerme Siqueira, sólo llegaron a la cifra de 6 tantos. El siguiente goleador fue otro defensa: Íñigo López, con 4 dianas. Poco más hizo el conjunto rojiblanco una temporada después, cuando El Arabi alcanzó los 8 goles, por los 6 de Siqueira o los 3 de Torje. De momento, esta temporada es de nuevo el marroquí el que más goles ha marcado (3 en 12 jornadas), pero no ve puerta desde precisamente la única victoria del Granada en casa, en la que hizo un doblete (uno de los goles de penalti) al Athletic Club.

Alcaraz no es Boabdil descuidando la defensa y, aunque se le resiste el gol, al menos la portería no es tan fácil de batir como pudiera parecer. Los rojiblancos han sufrido 12 goles en contra, una media de un tanto por jornada, y eso que les han rematado 63 veces entre los tres palos. Sin embargo, necesitan 5 remates para hacer un gol y, teniendo en cuenta que hacen una media de 3,33 remates por encuentro, lo tienen seriamente complicado para mejorar ese aspecto. Si no se dispara a portería, es casi imposible marcar. Casi, porque el Granada de Alcaraz lo consiguió el año pasado en la visita del Real Madrid, pero no todos los días van a encontrar un Cristiano con disponibilidad para echar un cable.
Desde Geijo, han intentado proteger sin éxito ‘la fortaleza’ nazarí delanteros como Uche, Franco Jara, Floro Flores, Aranda o Nolito; con cifras bastante pobres, sólo han destacado los africanos Ighalo y El Arabi; y este año se han sumado otros como Piti y Riki que, por unas u otras razones, no han tenido demasiados minutos en el ataque. Futbolistas como Cristiano Ronaldo y Diego Costa ya han marcado más goles que todo el Granada en esta Liga, cuyas opciones de tranquilidad pasan de nuevo por sus resultados en Los Cármenes; para que no toque llorar como mujeres lo que no están sabiendo golear como hombres.

[Sigue la actualidad del Granada en @GranadaSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados