Atlético

article title

El gallo sigue madrugando

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Serio partido del Atlético de Madrid en Riazor que le valió para conseguir la victoria en Coruña por 1-2. De nuevo Griezmann, en los primeros minutos del encuentro fue el encargado de dar ventaja y aplomo a un Atlético que con marcador a favor se muestra sólido y sin fisuras.

Con dos delanteros centro en el banquillo y ninguno en el once se presentó Simeone sobre el cuidado césped de Riazor. 20 minutos después del pitido inicial el ‘gallo francés’ había picado por dos veces la portería de Fabricio para dar ventaja a los rojiblancos. El primero de ellos en una perfecta definición en acción acrobática aprovechando una dejada de Giménez de cabeza, el segundo gol volvió a aprovechar el ‘factor Gámez’, un saque de banda del lateral malacitano fue desviado por Sidnei hacía la posición del francés que cruzó el balón batiendo al Deportivo por segunda vez en la soleada tarde. La contribución ofensiva del francés en este 2015 está siendo espléndida y tras un mes de marzo alejado de sus mejores tardes ha vuelto a renacer en abril con los primeros brotes de la primavera.

El factor Gámez ha dado ya 4 goles en la Liga BBVA con sus potentes saques de banda recordando al centrocampista inglés Rory Delap que hizo de las bandas del Britannia Stadium su coto privado donde el Stoke City sacaba botín con sus lanzamientos desde los laterales. En la presente temporada, el Atlético es el equipo europeo que mayor rendimiento ha sacado en esta especialidad.

Como viene siendo habitual en los últimos encuentros del Atlético, tras el 2-0 favorable a los rojiblancos, el equipo entra en un estado de hibernación que limita los esfuerzos físicos. Así fue el transcurso de la primera mitad hasta que Fernández Borbalán se colgó el cartel de ‘protagonista’ expulsando a Diego Pablo Simeone con doble amonestación por reclamar una tarjeta para Sidnei en un lance con Griezmann.

Fabricio siguió salvando a los suyos con paradas de mérito y mantuvo con vida a un Deportivo demasiado indolente en ataque. Minutos para Jiménez que salió con media hora por delante pero el internacional mexicano sigue reñido con el gol, al igual que Torres que dio descanso al bigoleador y gozó de una clara oportunidad ante Fabricio que no supo aprovechar. El gol de Oriol Riera a falta de 15 minutos para el final puso emoción en esos minutos, aunque el Atleti nunca se descompuso y apenas Oblak tuvo que intervenir en un par de balones rifados al área colchonera. El final llegó y 3 puntos viajan a Madrid en la pelea por la tercera posición liguera. Toca descansar, pensar, soñar y vivir la Champions League.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados