Se habla de:

Tenis

article title

El futuro del tenis

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Son jóvenes, no tienen nada que perder, y ya saben lo que es ganarle a un grande. Tras un 2015 convulso para algunos de los jugadores que están llamados a ser los sustitutos a ese trono que ocupa Novak Djokovic, 2016 se presenta interesante. Ya contrastados en el circuito, con títulos y finales conseguidas, este grupo de jugadores afrontan 2016 con el objetivo de colocarse entre los mejores tenistas del mundo. Lo que se prevé como un duelo Thiem – Coric, con invitados de por medio como los “aussiesKyrgios y Kokkinakis. Y no, no olvidamos al que puede ser la revelación de 2016. Ya con 25 años, el canadiense Milos Raonic ha comenzado 2016 como un cohete y con sus cualidades, puede ser nuestro Leicester City en el mundo del tenis.

Y es que la excelencia tenística llega sobre los 28 años. Que se lo pregunten a Federer o Djokovic, actualmente en el punto álgido de su tenis y con 28 años en su haber. Nadal empezó a destacar más joven, también hay que decirlo. Tanto Milos Raonic o Grigor Dimitrov están en este 2016 ante la oportunidad de resarcirse de un muy mal 2015, y parece que Raonic va un paso por delante. Primero, vengándose de la derrota en Brisbane en 2015 ante Federer batiendo al suizo en la primera final de 2016. Además, en la exhibición de Mubadala, también llegó a la final. Además, el tenista nacido en Montenegro ha incluido en su equipo a Carlos Moyá, con el objetivo de hacer un buen papel en arcilla, la superficie que más problemas tiene Raonic. En cuanto a Dimitrov, muchas dudas. Es cierto que se le ve con menos presión que el año pasado, pero aun así, parece que no llega al nivel tenístico que se preveía hará unos años. No como el belga Goffin, otro jugador que sorprendió la temporada pasada (y hace unos años en Roland Garros cuando jugó contra su ídolo Federer en cuarta ronda y no era ni top 100). Si Raonic sigue esa evolución en su tenis como está demostrando, junto con sus cualidades, es un más que posible top 5 este año. En cambio, Dimitrov y Goffin podrían aspirar a un top 10 en estos momentos.

Como si de una escala de mayor a menor se tratara, llegamos al austriaco Dominic Thiem. Jugador que ya hemos hablado muchas veces aquí y que se ha convertido en una realidad. Fue uno de los mejores jugadores sobre tierra batida del circuito, el que más títulos consiguió por esa superficie y además la mejoría sobre pista dura está surtiendo efecto. Gunter Bresnik ha conseguido un jugador total. Y aunque sus cualidades no sean como las de, por ejemplo, Milos Raonic en cuanto a altura y envergadura, Thiem ya ha demostrado que puede codearse entre los grandes. Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, el austriaco va subiendo puestos en el ranking y ya está entre los 20 primeros.

Pero el que parece que va a ser el jugador franquicia de esta pequeña hornada de jóvenes es Borna Coric. Con sólo 19 años, ya ha pasado por casi todo lo que debe pasar un jugador profesional de tenis, y en todas ha pasado con nota. Su última proeza, llegar a la final de Chennai, su primera final. Antes, ganar a Nadal en Basilea o el partido a 5 sets ante Robredo en Roland Garros. Es, de largo, el jugador más constante y con más recursos de todos los que vamos a hablar. No es un 10 en nada pero seguramente sea un 8 en todo. Recuerda, salvando las distancias, a un nuevo Rafa Nadal. Tanto por su tenis como hemos dicho antes, tanto por su ambición y profesionalidad.

Y por último, los que llegan desde Australia. Nick Kyrgios y Thanassi Kokkinakis. Últimamente se está hablando de ellos por lo que pasa fuera de la pista que por lo que pasa dentro. Jugadores que fueron de más a menos este año pasado. “El efecto Tomic”, lo suelen llamar. Sin haber ganado ningún torneo ni haber hecho una serie de buenos partidos seguidos, excluyendo el Open de Australia 2015, los “aussies” son una incógnita. Mientras el “badboy” Kyrgios ha fichado para su equipo técnico a Lleyton Hewiit, otro angelito, Kokkinakis sigue lesionado. En una temporada clave, esta lesión va a hacerle perder puntos y posiciones en el ranking a Kokkinakis. Mientras, Kyrgios, potencia pura, con un buen resultado en el Open de Australia este año, aspiraría a entrar otra vez en el top 20. Mientras no vuelva a pasar “El efecto Tomic”, nada puede salir mal. La jugada de Hewitt puede salir bien o puede salir mal.

Y ya para finalizar, ¿quiénes pueden ser las sorpresas que pueden entrar en el top 100? Tres nombres clave. Alex Zverev, alemán de 18 años que ya sabe lo que es llegar a fase final de torneos grandes; el coreano Hyeon Chung, número 118 del mundo y ya con experiencia en Masters 1000; Elias Ymer, un portento físico llegado de Suecia, aunque venido a menos; Andrei Rublev, el joven ruso con un desparpajo que todavía no se había visto (Verdasco sabe lo que digo); y el jovencísimo Francis Tiaffoe, de 17 años. Junto con Jack Sock, es la gran promesa americana.
Apunten estos nombres, alguno acertaremos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados