Se habla de:

Fichajes Inglaterra

article title

Desde Sanlúcar de Barrameda a Manchester

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Manuel Agudo Durán. A nadie en Europa le sonará este nombre, pocos sabrán de quién hablamos en España, a algunos le empezará a sonar en Vigo, Barcelona, Granada o Écija. En Sanlúcar de Barrameda, todos saben a quién nos referimos.

Nolito debutó en el primer equipo de su pueblo con tan solo 15 años. En un fútbol en el que la experiencia y la picardía prevalecen, aquel chico ya asombraba a aquellos que lo veían todos los días de verano con un balón en Bajo Guía, a todos los que se quedaban asombrados en el banco del parque mientras él, hacía diabluras con su juguete preferido, a los que asistieron a su estreno con la camiseta de los colores de la bandera de Andalucía. Su jugada favorita, la que mejor le sale, la que le ha llevado a la élite mundial, también fue la jugada de su primer gol.

Siempre ha estado más cómodo sobre el césped que delante de un micrófono. Siempre ha sido así. En su hábitat natural es capaz de ser el tipo más descarado, sin embargo, su timidez salta a la luz cuando le alumbran los focos de las cámaras de televisión. Aquel niño miraba con la cabeza hacia abajo cuando las radios locales le preguntaban por sus primeras intervenciones con el Atlético Sanluqueño o el Écija, su niñez quedaba patente cuando tenía que enfrentarse a los medios. Sobre el terreno de juego, la edad no era un problema para Nolito.

Su primer traspaso fue el Écija Balompié. Allí, el famoso ‘Golito de Nolito’ ya nos dejó conocerle a nivel nacional. El Real Madrid sería su primera gran víctima. En su segundo año, su equipo estuvo a punto de hacer historia ascendiendo a Segunda División, con el de Sanlúcar como principal protagonista. Como no podía ser de otra forma, el Barcelona llamó a su puerta. La carrera de Nolito ya no pararía de agrandarse.

 

golitonolito

 

Nolito llegó a debutar con el Barcelona sustituyendo a un Pedro, que tendría que salir del terreno de juego lesionado. Pep Guardiola no dudó en ser el técnico que le hizo estrenarse en la máxima competición española. Pero la carrera del futbolista gaditano exigía un salto aún mayor. El Benfica llamó a su puerta. La oportunidad para dejar de ser un canterano llegó desde Portugal. Y se fue. Tras un comienzo prometedor, Nolito acabaría cedido en el Granada CF para ser esencial en la salvación nazarí en Primera División.

Pero su gran paso fue fichar por el Celta de Vigo. Dicen que hay que estar en el sitio adecuado, en el momento adecuado. Y es lo que le pasó a Nolito en Galicia. La influencia de Luis Enrique primero, y Berizzo después, explotaron las cualidades de un jugador con un talento innato. Ya no habría forma de parar su desarrollo como futbolista. Ya nadie podría quedar impasible ante las actuaciones de aquel chico que nació en un humilde pueblo de pescadores de Cádiz.

 

 

El Manchester City ha sido la elección de Nolito. Quién sabe si por casualidad o por causalidad, el sanluqueño volverá a jugar a las órdenes de aquel técnico que le hizo debutar en Primera División, ahora en la Premier League. Consagrado y con experiencia, a sus 29 años Nolito recoge con ilusión los frutos cosechados a lo largo de las últimas 15 primaveras. Ha llegado el momento de que en Europa, conozcan a Manuel Agudo Durán.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados