Fútbol italiano

article title

El fin de Sousa y el futuro de la Fiorentina

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

La aventura de Paulo Sousa en Florencia parece ya destinada a acabarse. Uno de los técnicos más brillantes de la pasada temporada (al menos en la primera parte…) parece destinado a buscarse otro destino tras una serie de incomprensiones con el club de los Della Valle, que se remontan al (no) mercado de fichajes el pasado enero, cuando el equipo no fue adecuadamente reforzado aun encontrándose en posición por un puesto en Champions League.

Ya circulan nombres de probables sustitutos. Según algunos expertos, el director deportivo Panteleo Corvino estaría sondeando la disponibilidad del ex técnico del Valencia Cesare Prandelli, situación que supondría un inesperado retorno a la ribera del Arno. A favor de Prandelli está el hecho de que, con él en el banquillo la Fiorentina alcanzó su máximo nivel al inicio de la era Della Valle.

Junto al de Prandelli han sonado otros nombres, comenzando por el del entrenador de la Sampdoria Marco Giampaolo. No obstante, el técnico lo ha desmentido y no sería fácil arrebatárselo a los blucerchiati, con los que tiene contrato hasta junio de 2018.

Eusebio Di Francesco, que se ha mostrado orgulloso del interés de los viola, está en el punto de mira de la Fiorentina. Tiene contrato con el Sassuolo, pero al contrario que Giampaolo, los neroverdi podrían liberar al ex centrocampista de la Roma al encontrarse probablemente en el final de su ciclo en Emilia. Para muchos periodistas, los Della Valle le habrían señalado como el hombre adecuado sobre el que construir el enésimo proyecto.

Di Francesco, técnico del Sassuolo, candidato a futuro técnico de la Fiorentina | Dino Panato/Getty Images

El sueño, no tan secreto, es Maurizio Sarri, cuyo futuro en el Napoli podría estar en duda ante la relación poco idílica con el presidente Aurelio De Laurentiis. Mucho dependerá de cómo acabe el Napoli la temporada y el club viola podría no estar dispuesto a esperar hasta la primavera para elegir al sustituto de Sousa.

El sustituto tendrá que enfrentarse a una difícil realidad, el de una Fiorentina que es un equipo que probablemente sufrirá una revolución respecto a esta temporada. Muchos jugadores están ante la puerta de salida, comenzando por el portero, el rumano Tatarusanu, para cuya sucesión la principal opción es Sportiello, ya en la plantilla. La defensa podría perder a Gonzalo Rodríguez -que no ha aceptado la propuesta de renovación- y a Tomovic, no considerado a la altura tras una temporada con muchos errores. El carrilero Milic también podría salir.

Tello, criticado a menudo por los aficionados, debería volver al Barcelona, mientras la venta de Kalinic puede servir para hacer caja. Borja Valero podría estar al final de su etapa en Florencia y tampoco es segura la continuidad de Salcedo. Habrá que ver si el club resistirá los asaltos de los grandes italianos y europeos por las dos joyas, Bernardeschi y Chiesa. En el caso de que se decidiese una venta, la del número 10 es la más probable.

Esta parece ser la situación para los candidatos a suceder a Sousa, pero no hay que excluir sorpresas. De hecho, también circulan nombres como el de Massimo Oddo. El ex entrenador del Pescara, a pesar de la desastrosa temporada que terminó con el despido, ha mostrado capacidad para producir un juego agradable y lanzar jóvenes, requisito importante para la Fiorentina. Tampoco hay que descartar la hipótesis de Leonardo Semplici, que está dirigiendo con óptimos resultados a la SPAL en Serie y que conoce a la perfección el club viola, ya que también entrenó al equipo Primavera. Rolando Maran, del Chievo, es otro nombre que ha sonado esta semana.

El perfil de Schmidt encajaría en la filosofía de la Fiorentina | Martin Rose/Bongarts/Getty Images

A parte de estos nombres, sugiero otros cuatro que, aunque probablemente no están en la lista de Corvino, podrían venirle bien a la Fiorentina, teniendo en cuenta la intención de la Fiorentina de contratar a un ‘maestro’ de fútbol, un técnico de perfil bajo capaz de valorizar una plantilla de jóvenes promesas. Contratar a uno de estos técnicos supondría legarse a un proyecto a largo plazo que necesitaría más de una temporada de rodaje:

Marco Baroni. Ex defensa de la Fiorentina, padre de Riccardo Baroni -central del equipo Primavera-, Baroni lo está haciendo muy bien como técnico del Benevento en Serie B. Su 4-2-3-1 podría adecuarse a las exigencias de fútbol espectáculo de los Della Valle. A sus 54 años, Baroni -que también entrenó al equipo Primavera de la Juventus- está preparada para el gran salto en una plaza exigente como la de la Fiorentina.

Roger Schmidt. El ex técnico del Leverkusen representaría una elección original pero en línea con la realizada hace dos años con la contratación de Paulo Sousa: un técnico extranjero con ideas nuevas. Con Schmidt la Fiorentina tendría un entrenador de gran personalidad, capaz de dar un estilo propio a sus equipos, siempre organizados y feroces en la presión alta. La Fiorentina de Schmidt sería un equipo agresivo capaz de jugar a altísimos ritmos, una novedad en el panorama futbolístico italiano, exceptuando el juego del Napoli.

Roberto De Zerbi e Ivan Juric. Ambos vienen de un despido esta temporada. Tanto De Zerbi como Juric traen ideas innovadoras y un tipo de fútbol espectacular sobre sistemas tácticos diferentes. Juric prefiero un fútbol de duelos individuales, uno contra uno y máxima velocidad al contragolpe -como su mentor Gasperini-. De Zerbi es defensor del juego de posición. Tras sus malas experiencias con Palermo y Genoa, ambos buscan una redención y tienen el perfil justo para un equipo como la Fiorentina, que afrontará la temporada 2017/18 con el objetivo máximo de luchar por un puesto en la Europa League.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados