Tenis

article title

El español que tiene a las Williams en sus manos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Apenas unos minutos después de alcanzar la final del Open de Australia, Serena Williams está tumbada en el suelo del gimnasio. Mientras su entrenador, Patrick Mouratoglou, repasa conceptos con ella, el español Rubén Mateu aprieta bien fuerte con sus manos los músculos de campeona de 22 Grand Slam.

“En la vida he hecho un masaje tan fuerte como a Serena Williams. En la vida, de verdad”, señala a la agencia dpa Mateu, el nuevo fisioterapeuta y osteópata de las hermanas Williams.

Mateu, de 38 años, está viviendo en Melbourne su debut en el equipo Williams. Y el escenario a un día de la final es inmejorable: Serena y Venus se medirán mañana entre ellas por el título. La copa la ganará una Williams, la ganará Mateu.

“Le acabo de preguntar a Patrick que dónde voy a ver la final. Supongo que no estaré en el palco de ninguna y que me sacarán una entrada en un sitio aparte para que anime a quien quiera. O a las dos”, se ríe el español, ex jugador de balonmano y nacido a orillas del Mediterráneo, en Castellón de la Plana.

Serena sufrió varias lesiones a lo largo de 2016 de las que no se recuperó bien y Mouratoglou entendió que había que cambiar algo. Esther Lee dejó de ser la fisioterapeuta de la ex número uno y el francés contactó con una escuela de fisioterapia deportiva de París para que se abriera un casting. Y ganaron las manos de Mateu.

Serena Williams durante las semis del Open de Australia | Scott Barbour/Getty Images

“Yo viví en París durante los últimos diez años trabajando de fisio y osteópata en un equipo de la primera división de balonmano de Francia. Después de los atentados, mi mujer y yo nos cansamos un poco de la situación y como tuvimos un hijo hace un año nos volvimos a España con la familia”, cuenta Mateu.

Ya instalado en Benicassim, cerca de su ciudad natal, vio una oferta de trabajo en la página web de una escuela de fisioterapia parisina con la que había colaborado. Envió su currículum y un día recibió una llamada para ir a Niza a la escuela de Mouratoglou.

“Pasé varias pruebas, les gusté y me dijeron que si me interesaba. Yo al principio no sabía quién era la persona, sólo que era una jugadora de la WTA. Luego me dijeron que era Serena. El primer mes y medio era una prueba a ver cómo trabajaba y fue duro porque yo no controlo mucho el inglés. Intento hablar en inglés con Serena, pero cuando no nos entendemos hablamos en francés, que lo dominamos los dos. Después de ese mes y medio me dijeron que les gustaba y aquí estoy. En principio la jugadora que me contrataba era Serena, pero les pareció bien que estuviera también con Venus”.

Así empezó Mateu su aventura como fisioterapeuta de las dos tenistas más carismáticas del circuito. Entre ambas suman 29 Grand Slam y mañana disputarán su novena final de un grande, la primera desde 2009.

El US Open 2001 fue el primer grande que veía a las dos Williams en la final. Serena tenía 19 años y Venus, 21. Ahora la menos tiene 35 y la mayor, 36.

Venus Williams en las semifinales de Australia | Clive Brunskill/Getty Images

“Son muy cercanas, aunque al principio guardaron distancia, lo que es normal. Cuidan mucho al staff, nos ayudan con cualquier problema y están atentas a si tenemos alguna necesidad. Intentan que seamos como su familia, comunican bastante y hacen grupo”, asegura el fisioterapeuta.

Aunque Mateu tuvo entre sus manos durante diez años a jugadores de balonmano, auténticos armarios de más de dos metros y cien kilos de peso, el español nunca vio un cuerpo como el de Serena.

“Ya se lo he dicho a mis antiguos jugadores de balonmano de París. Ellos son moles, pero nunca había apretado tanto en un masaje como con Serena, es un portento físico. Es muy fácil trabajar con ella porque hagas lo que hagas recupera con mucha facilidad. Tiene un organismo muy favorable a la recuperación muscular. Venus, en cambio, va más por libre y suele hace sus ejercicios sola. Yo estoy cerca por si necesita algo”

En las manos de Mateu acabará sí o sí el trofeo del Abierto de Australia. Aunque su último trabajo en Australia arranque después del partido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados