Se habla de:

Motociclismo

article title

El Escuadrón de los Invencibles

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Campeonato del Mundo. El motociclismo. La categoría reina. MotoGP. Todos estos términos se refieren a una misma realidad, esa que llena 18 fines de semana al año, y que nos hace levantarnos del sofá o de nuestra butaca del circuito, para los más afortunados, unos cuantos domingos. Estos términos se refieren a una pasión que nos invade, a la mayoría desde pequeños, a algunos más tarde, o incluso, a otros cerca de la vejez, porque, como toda pasión, no tiene una edad determinada. Estos términos se refieren, también, a tradición. Y es que las primeras carreras de velocidad se remontan a finales del siglo XIX, mientras que el Mundial va a afrontar en poco tiempo su 70º aniversario.

Pero hay más conceptos que encajan perfectamente en la definición de motociclismo. Entre ellos, hay uno que llama poderosamente la atención al autor del texto que están leyendo en estos instantes. Y ese concepto no es otro que el de guerra, o batalla, en su defecto. Tal vez sea esta una visión bastante peculiar, pero, el motociclismo, al fin y al cabo, no es más que una batalla. Desde la esencia misma de este deporte, que no es otra que el de ser el más rápido o rápida hasta la milésima, o, en definitiva, luchar por ser el mejor, pasando por luchas de intereses entre fabricantes, pilotos y organizadores, hasta tener que lidiar con las máquinas más perfectas del mundo.

En este artículo, un servidor va a centrarse en los soldados de esta Guerra, que cada año tiene lugar por los cinco continentes. Quienes toman parte en esta batalla no son otros que los pilotos, esos héroes que cada vez que se ponen un mono se juegan su vida en el asfalto con tal de ser el más rápido, el primero, el mejor. Estos soldados, por varias razones, son unos verdaderos Invencibles. Ahora comprenderán por qué.

Marc Márquez

Siguiendo el actual orden de la clasificación de pilotos el primer protagonista es Marc Márquez, ese chico nacido en Lleida que siendo menor de edad, ya era campeón del Mundo en la categoría de 125cc, y que en su ascensión a la categoría reina consiguió, en tan sólo tres años, dos títulos y obras dignas de genio, como su remontada en Estoril o sus adelantamientos imposibles.

En 2013, dio el paso a MotoGP de la mano de una de las fábricas más importantes del panorama, Honda, y ya desde su primera carrera, avisó que venía para sorprender. Y lo hizo. Ganó en su segunda carrera, y tocó el cielo dos veces en sus dos primeros años, siendo el campeón más joven de la historia. En esta época dorada para él, consiguió en 2014 la friolera de 10 victorias en 10 primeras carreras.

Marc Márquez Invencibles 2016 - Sphera Sports

Por estas hazañas, por su combatividad, su constancia y su actuación en 2016, donde con una máquina claramente inferior a la competencia está sabiendo actuar, luchar y sacar más de lo que teóricamente hay, Márquez se merece, sin ninguna duda, el calificativo de Invencible. Pero no es el único de este club, por supuesto.

Jorge Lorenzo

Siguiendo el orden, el siguiente es Jorge Lorenzo, ese piloto extrovertido, polémico y claro como ninguno, y otro Invencible en la pista. Lorenzo es un Invencible porque es ese tipo de piloto que cuando está entonado, no tiene rival alguno. Lo demostró el año pasado, cuando ganó 4 carreras consecutivas, Jerez, Le Mans, Mugello y Cataluña, escapándose en las primeras vueltas sin dar ninguna opción a nadie. Al referirse al mallorquín, muchas veces se olvida este estilo de pilotaje que casi nadie tiene actualmente, y que Lorenzo lleva a la perfección.

Además, Lorenzo es digno de este galardón por varias razones, entre las que destacan, por ejemplo, la de ser el piloto español con más Mundiales en la categoría reina, tres, una cifra a la que muchos pilotos ni se acercarán en toda su carrera deportiva.

Jorge Lorenzo Invencibles 2016 - Sphera Sports

Pero, un Invencible, además de ser aquel que siempre gana, es aquel que nunca se rinde. Y aquí es donde aparecen dos nombres claros dignos de entrar en el Escuadrón.

Valentino Rossi

El primero, como no puede ser de otra manera, es Valentino Rossi. El italiano cumple las dos definiciones claras de Invencible, con sus 9 títulos mundiales y sus 20 años de lucha encima de una moto, le otorgan el cargo de mariscal, de comandante, de maestro. En resumen, Rossi está doctorado en materia de invencibilidad, y actualmente lo demuestra.

Valentino Rossi Invencibles 2016 - Sphera Sports

Porque, aún hoy, es muy difícil de comprender cómo alguien cercano a los 40 años puede estar más cercano que nunca a su mejor nivel de toda su trayectoria. El italiano sigue peleando por un Mundial que, de momento, se ha complicado, pero que seguirá luchando con uñas y dientes, como ha demostrado a lo largo de los años. Y es que, aunque quieran enterrar a Valentino, y haya quien piense que sólo vende camisetas, este muerto está muy vivo, como buen Invencible.

Dani Pedrosa

El otro nombre de este apartado es Dani Pedrosa. El piloto de Honda, aun sin tener en su haber un título de MotoGP, es, sin ninguna duda, un Invencible.

Pedrosa, desde su llegada a la categoría reina, tuvo que luchar con un lastre claro: su complexión física. Sus condiciones le pusieron, desde el principio, en una desventaja con respecto al resto de contrincantes, pero el catalán las supo subsanar, llegando a luchar varios años por el Campeonato, pero sin la suerte que todo campeón necesita.

Dani Pedrosa Invencibles 2016 - Sphera Sports

Este año, esas diferencias con las que siempre ha tenido que lidiar parecen ser insalvables, pero en el pasado Gran Premio, celebrado en Assen, Dani demostró que, en cuanto las cosas se igualan, es capaz de plantar cara y dar mucha guerra. Por lo pronto, Pedrosa tendrá que seguir aguantando este año con una máquina que tan sólo un hombre ha podido poner a punto, por lo que la mejor noticia para él será que esta temporada pase cuanto antes, y esperar a que en 2017 llegue una moto que se adapte mejor a sus condiciones, como pasó otros años. Esto, unido a una llegada de motivación, que parece haberse esfumado en su figura, puede originar una combinación con la que Dani siga demostrando que es un Invencible, y que, además, está capacitado para triunfar sobre el resto.

Casey Stoner

Estos 4 hombres son los referentes de este Escuadrón de Los Invencibles, aunque no querría dejar pasar la oportunidad de nombrar a alguien que falta. Una persona que, un día, decidió desertar, decidió abandonar esta Guerra tras haberla ganado. Ese hombre es Casey Stoner, quien un día se decantó por la pesca y la familia en vez de por las motos.

Las razones que Stoner alegó para abandonar el Mundial son muy respetables. El australiano dijo entonces que estaba harto de este circo, de este espectáculo, y se fue, según él, para no volver. Aunque esto no es del todo cierto, ya que últimamente le hemos visto por el paddock de MotoGP, dada es su situación, actual piloto probador de Ducati.

No sabemos si algún día volverá a hacernos disfrutar en una prueba del Mundial, pero se puede asegurar que este baile entre dos aguas no le hace ningún bien. Una cosa está clara: o te vas, o te quedas, además de que hacer una guerra por tu cuenta es imposible. Por todo esto, Stoner es un Invencible que un día abandonó, y que no debería jugar con el campeonato de la manera en que lo está haciendo. Ojalá algún día se decida por completo de lo que quiere hacer.

Casey Stoner Invencibles 2016 - Sphera Sports

Como he dicho, estos 4 pilotos en activo y otro a medio retiro son los referentes del Escuadrón. Pero no debemos olvidar otra cosa, tal vez la más importante de este artículo: todos aquellos que se montan en una moto son Invencibles. Todos los pilotos luchan por algo, llevan a cabo su pasión hasta el punto de entregar su vida, y vencen sus miedos. Ganen o no, ya son Invencibles. Y esto mismo es equiparable a la gente corriente. Aquel que se pone encima de una moto, ya es Invencible.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados