Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

El equipo que se ha perdido Yugoslavia por culpa de la guerra

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

FELIPE OLCINA Y MARCO CASINOS | Políticamente hablando, con la derrota de los imperios centrales en la Primera Guerra Mundial, en 1918 se formó el Reino de los serbios, croatas y eslovenos. Con esta unión pasó a llamarse Reino de Yugoslavia. Este, fue invadido en 1941 por Hitler y compañía, siendo bombardeado y repartido posteriormente. Una vez acabada la II Guerra Mundial se llevó a cabo la refundación del país, gestándose así una Yugoslavia socialista. En 1945, se proclamó la República Democráctica Federal de Yugoslavia. Con la llegada de Tito al poder, pasó a denominarse República Federal Socialista de Yugoslavia, compuesta por Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia, Montenegro y Serbia. Tras la muerte de Tito en 1980, las tensiones fueron en aumento y desembocaron en la conocida Guerra de Yugoslavia. En esta guerra llevada a cabo durante cuatro años, murieron más de 130 mil personas y el caos y el pánico reinaban dentro del territorio. Con la independencia y disolución de muchos de sus territorios pasó a denominarse República Federal de Yugoslavia -por llamarlo de alguna manera- ya que en realidad era Serbia y Montenegro. Con la aprobación de la Carta Constitucional de Serbia y Montenegro pasaría a ser un estado común. Tiempo después, en 2006, Montenegro conseguía independizarse y por ende tanto Montenegro como Serbia pasaban a ser estados autónomos. Yugoslavia de esta manera quedaba totalmente en el olvido.

Yugoslavia representó, entre 1920 y 1992, a los actuales estados de Bosnia y Herzegovina, Serbia, Croacia, Eslovenia, Macedonia y Montenegro. El quinto puesto logrado en el mundial de Italia de 1990, es el último gran recuerdo que queda de la selección yugoslava. Jugarían un papel más destacado en las Eurocopas, concretamente en la de Francia (1960) y en la de Italia (1968), proclamándose subcampeones en ambas ocasiones.

Las guerras de los Balcanes provocarían el desmembramiento de la selección, que volvería a disputar encuentros internacionales entre 1994-2002 bajo la denominación de República Federal de Yugoslavia (formada únicamente por futbolistas de Serbia y Montenegro).

En la actualidad, sólo Croacia ha mantenido el nivel y ha continuado clasificándose para jugar Eurocopas y Mundiales con asiduidad. En 1998 lograría un meritorio tercer puesto y a día de hoy, es la selección más potente de entre los países que formaban la extinta Yugoslavia. Por su parte, Serbia, no se clasificó para el Mundial de Brasil y en el de Sudáfrica (2010) cayó de manera decepcionante en la fase de grupos. Bosnia y Herzegovina se clasificó para el pasado Mundial de Brasil y aunque cayó en la primera ronda, es digno de elogiar al tratarse de un país que a duras penas supera los cuatro millones de habitantes. Eslovenia, estuvo presente en el Mundial de Corea y Japón y en el de Sudáfrica. Además, participó en la Eurocopa disputada en Bélgica y Holanda. Sin ninguna participación en una gran competición tenemos a Macedonia y a Montenegro.

Es por ello que hemos confeccionado una hipotética selección si Yugoslavia aún se mantuviera como Estado y esto es lo que se ha cocinado:

Captura de pantalla 2015-03-21 a las 15.20.08

Porteros:

Samir Handanovič: (Eslovenia, Inter de Milán, 30 años)
Un seguro bajo palos. Tras disputar cinco temporadas con Udinese en las que llegó hasta disputar la Liga de Campeones, es el portero titular del Inter de Milán. Seguro y ágil bajo los palos. Termina contrato el 30 de Junio de 2015 y puede ser uno de los nombres del verano debido a sus buenas actuaciones y su regularidad.

Jan Oblak: (Eslovenia, Atlético de Madrid, 22 años).
El joven guardameta llegó el pasado verano al equipo de Simeone. Sus buenas actuaciones en el Benfica le sirvieron para erigirse como uno de los porteros más prometedores del fútbol europeo. A pesar de estar por detrás de Moyá en los planes del técnico argentino, el joven esloveno ya ha firmado actuaciones destacadas. Sin ir más lejos, fue uno de los hombres más importantes en la vuelta de los octavos de final frente al Leverkusen.

Danijel Subašić: (Croacia, Mónaco, 30 años).
Tras un buen inicio de temporada, despejando todo tipo de dudas, Subasic se ha hecho dueño y señor de la portería monegasca con datos de portero grande. En 36 partidos jugados, únicamente ha encajado 24 tantos y hasta en 20 ocasiones dejó la portería a cero. Un portero con buen posicionamiento y bastante completo en todos los aspectos.

Defensas:

Branislav Ivanović: (Serbia, Chelsea, 31 años).
El zaguero serbio es una de las peanas en el equipo de Mourinho. Seguridad, intensidad, agresividad y una amenaza constante en las jugadas a balón parado. Además, puede jugar de lateral diestro o como central.

Dejan Lovren: (Croacia, Liverpool, 25 años).
Llegado este verano por una cantidad cercana a los 25 millones de euros, se ha adaptado correctamente a los planes de Brendan Rodgers. Rápido, agresivo y muy poderoso en el juego aéreo.

Aleksandar Kolarov: (Serbia, Manchester City, 29 años).
Lateral correcto, aunque muy irregular. Tiene un guante en su pie izquierdo y un buen disparo desde media-larga distancia.

Matija Nastasić: (Serbia, Schalke 04, 21 años).
El jóven central ha sido uno de los fichajes más destacados de este mercado invernal. Ante la falta de minutos en la ciudad de Manchester, el serbio decidió hacer las maletas rumbo a Gelsenkirchen. Allí, con Di Matteo al mando, lidera una defensa de cinco, ejerciendo como uno de los tres centrales.

Neven Subotić: (Serbia, Borussia Dortmund, 26 años).
Sobriedad y fiabilidad. Forma una gran pareja de baile junto a Hummels y fue uno de los futbolistas clave en la consecución de títulos del Dortmund.

Milan Biševac: (Serbia, Olympique Lyon, 31 años).
Media vida en Francia. Lens, Valenciennes, PSG y ahora Lyon le han aportado una experiencia y seguridad indudable al central serbio. También puede actuar de lateral.

Dušan Basta: (Serbia, Lazio, 30 años).
Jugador polivalente, que puede actuar como lateral o como volante derecho. Titular indiscutible en la Lazio de Stefano Pioli. Un pulmón con capacidad para realizar innumerables cabalgadas a lo largo del partido.

Darijo Srna: (Croacia, Shaktar Donesk, 31 años).
Darijo es uno de los emblemas tanto en su club como selección. Lateral derecho que también puede actuar como extremo. Es el jugador croata con más partidos en su selección y en Champions. Seguridad, experiencia y constantes subidas al ataque acompañado de un excelente golpeo de balón.

Centrocampistas:

Mateo Kovačić: (Croacia, Inter de Milán, 20 años).
La última gran joya balcánica procedente de la prolífica cantera del Dinamo de Zagreb. La clase y elegancia se le cae de los bolsillos aunque en ocasiones es un tanto irregular. Llamado a ser la pieza clave sobre la que debe girar el conjunto neroazurro.

Nemanja Matic: (Serbia, Chelsea, 26 años).
Eje central de un Benfica campeón si se le puede llamar así. Volvió al Bridge para demostrar su valía y así lo está haciendo. Esencial en los planes de Mourinho, es titular indiscutible por su facilidad a la hora de recuperar balones y encargado de dotar al equipo de una cierta estabilidad.

Ivan Rakitić: (Croacia, Barça, 27 años).
Muchos son los que hablan del ex del Sevilla como el nuevo Xavi Hernández. Su primer año en el Barça está siendo notable y en cuanto coja un poco más de confianza, Ivan debe ser el jugador que marque el tempo en el combinado azulgrana.

Luka Modric: (Croacia, Real Madrid, 29 años).
Ha quedado demostrado que el Real Madrid lo necesita. Un lobo estepario que recupera, asiste y derrocha magia. Arquitecto y diseñador de los ataques del Real Madrid, ha retrasado su posición desde sus comienzos debido a la seguridad que transmite con el balón en los pies.

Miralem Pjanić: (Bosnia, Roma, 24 años).
Decepcionante temporada del centrocampista de la Roma. El prometedor proyecto de Rudi García se ha diluido como un azucarillo y Pjanić no ha sido la excepción. Condiciones realmente buenas, estiloso y con un diamante incrustado en su pierna derecha.

Zoran Tosic: (Serbia, CSKA Moscú, 27 Años)
Apenas llega al 1,70, juega en la banda izquierda y destaca por su velocidad y facilidad a la hora de sortear rivales de  cara a puerta. El Manchester United le persigue desde hace tiempo.

Lazar Marković: (Serbia, Liverpool, 21 años).
De menos a más en su primer año en la ciudad de los Beatles. Ráfagas de gran jugador, asociativo, verticalidad y gran destreza técnica.

Ivan Perišić: (Croacia, Wolfsburgo, 26 años)
Como extremo, como media punta o como segundo delantero. Polivalente en tres cuartos de campo, se ha vuelto importante tanto en su club como en la selección. Aporta gol y mucha verticalidad.

Delanteros:

Stevan Jovetić: (Montenegro, Manchester City, 25 años).
Entre lesiones, bajo rendimiento y falta de confianza por parte de Pellegrini, el atacante montenegrino no ha podido demostrar todas las cualidades que atesora. La feroz competencia en la parcela ofensiva y su no inscripción para jugar la Champions League han hecho mella en el ánimo del jugador, y todo hace indicar que Stevan saldrá en verano en aras de buscar un nuevo equipo en el que pueda reencontrarse consigo mismo.

Adem Ljajic: (Serbia, AS Roma, 23 Años).
Una de esas perlas balcánicas que prometían más de lo que son. Con un potencial tremendo, Adem no ha terminado de solidificarse sobre el campo. Cuenta con minutos pese a no ser un habitual en los planes de Rudi García

Mario Mandžukić: (Croacia, Atlético de Madrid, 28 Años).
Titular indiscutible en la hoja de ruta de Simeone. Forma junto a Griezmann una de las parejas más interesantes de la Liga y los 19 goles que ha firmado hasta el momento son su mejor carta de presentación. Luchador infatigable, imponente en el juego aéreo y con el carácter ganador y competitivo tan característico del Atlético de Madrid.

Edin Dzeko: (Bosnia, Manchester City, 29 Años)
Se han buscado delanteros y delanteros y siempre ha acabado ganando la partida. Hombre que complementa al Kun Agüero. Con sus 1,93 cm aporta fiabilidad en los balones largos acorde a una precisión exquisita.

Nota: Debido a la calidad que se acumula en los países que formaban Yugoslavia, hemos decidido confeccionar dos onces. El once de color azul teóricamente sería el titular, mientras que el once blanco sería un once alternativo.

Captura de pantalla 2015-03-21 a las 15.50.31

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados