Real Madrid

article title

El equipo A | Fondo blanco

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El equipo A era superdotado. Hace unos días hablábamos de las buenas notas que sacaba el equipo B del Madrid gracias al esfuerzo. Con los chavales, el aficionado pensaba en el doblete. Con los titulares, había días en los que se aparecía Queiroz: del todo a la nada. Ahora comprendemos que la primera unidad del Madrid sólo esperaba unas semifinales de Champions para exhibir su potencial, como los niños superdotados que se aburren en clase yendo al ritmo de los demás y sobresalen cuando algo les motiva: la musiquilla de la Champions. Eso sí, con Isco de titular y con Asensio y Lucas saliendo desde el banquillo para apretar el acelerador.

El Madrid cerró la puerta con llave. Tan sólo dejó una rendija para que entrara el aire, Gameiro, pero Keylor no se rinde: en el último mes de competición quiere que su nombre suene como futuro portero del Madrid, aunque las votaciones ya estén cerradas. Se lesionó Carvajal y el Madrid perdió medio pulmón. En la segunda parte, hubo un momento en que Modric después de librarse de dos rivales preparó el pase hacia su derecha, pero aquello era el desierto. Nacho cumplió sustituyendo al lateral en defensa, que no es poco.

Cuando el Atleti cruzó la línea del centro del campo, Zidane sacó a Asensio. Es el diamante del futuro. Espero que fuera del campo esté también rápido para coger el 10 cuando se vaya James, le pertenece. Ya lo hizo en Múnich y ayer otra vez, desde la izquierda, el hueco que deja Cristiano al irse al área, Asensio endiabla el ataque con talento y velocidad. Sólo perdió una carrera con Griezmann, la raya roja del Atleti; la blanca es Oblak.

La autopista que dejó vacante Carvajal la ocupó Lucas. Salió, dobló a Cristiano y asistió al portugués para que marcara el tercero, su tercero. Es CR9. Isco puso la magia mientras estuvo sobre el césped, Modric ha aterrizado a tiempo, Kroos volvió a dar un máster de fiabilidad y Casemiro apenas tuvo trabajo, ni siquiera estuvo a punto de ver la roja, su día a día en el campo. El superdotado equipo A del Madrid fue imparable con la motivación de la Champions. Florentino negocia con Tebas para poner el himno de la competición europea para los cuatro partidos de Liga que quedan.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados