Champions League

article title

El curioso caso de Zlatan Ibrahimović y su maldición

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El delantero sueco del París Saint Germain, Zlatan Ibrahimović, comentó el pasado lunes: ‘Nunca he estado mejor, nací viejo y moriré joven’ . Nadie duda de su calidad, de sus goles acrobáticos y de tanta magia que ha resultado el balón pegado al pie del sueco. Pero si hay algo que se le ha atragantado es los partidos entre semana, cuando las estrellas se juntan y el nivel sube un peldaño. Suma 117 partidos en Champions, siempre en grandes clubes; Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milan o PSG y nunca pasó de semifinales. A sus 34 años, una maldición que le persigue.

Cuando debutó con el Ajax, apenas llegó a la tercera ronda de clasificación, sin disputar la fase de grupos tras perder a doble partido frente al Celtic de Glasgow. Al año siguiente, fue en cuartos cuando la travesía puso su fin tras caer frente al Milan, 0-0 en la ida y 3-2 en la ciudad lombarda. Su último año en la ciudad de Amsterdam, no pudo pasar de la fase de grupos, quedando cuarto clasificado por detrás de Milan (10), Celta de Vigo (9), y Brujas (8).

Con su paso a Italia, sus dos años en la Juventus tampoco le sirvieron para alcanzar su sueño. En su primera temporada, la Vecchia Signora cayó ante el Liverpool en cuartos de final. Al año siguiente, mismo escenario, cuartos de final y mismo asesino, equipo inglés, ésta vez el Arsenal. Tras cambiar de ciudad y su desembarco en Milán, en sus tres años en el equipo neroazurro, ningún año paso de octavos. Valencia, Liverpool y Manchester United, los que le eliminaron.

 

Justo con su fichaje por el F.C.Barcelona, el Inter de Milán no solo consiguió superar los octavos sino que consiguió alzar la Copa de Europa. El Barcelona de Ibrahimovic fue eliminado por el propio Inter en unas semifinales de infarto. Con la ventaja del 3-1 de la ida, pese al resultado, el Inter viajaba a Barcelona, sabiendo que sufriría hasta el final.

Tras la falta de entendimiento con Guardiola y la filosofía de Can Barça, el mago sueco retorno al Bel Paese, a Milán otra vez, pero al otro lado de la ciudad, ésta vez, vestido de rossonero por los próximos dos años. En el primero, en la temporada 2010/11 no pudo pasar de octavos y a la siguiente fue en cuartos, ante un viejo conocido, el F.C.Barcelona a quien no pudo superar.

 

Sus últimos cuatro años de buen fútbol han sido en París, con un mega proyecto del jeque y el vestido de héroe, era el encargado de hacer reales los deseos del máximo mandatario. Volvió a ser el F.C.Barcelona en la temporada 2012/2013 quien no le dejó avanzar en cuartos. Tampoco al año siguiente, el Chelsea le dejo seguir por el camino. Volvió el Barça en 2014/15 a prohibir el paso y en la noche de ayer el Manchester City, fue quién le volvió a enviar a casa. En París, nunca paso de octavos. En definitiva, salvo en Barcelona, nunca llegó a semifinales. Es extraño, es una estrella y por momentos parece un estrellado. En las grandes noches, nunca se escribió su nombre. Una maldición que le persigue y ya no quedan muchos años.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados