Champions League

article title

El City golpea primero en una oda al fútbol ofensivo

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Manchester City se impuso hoy 5-3 al Mónaco en un espectacular partido para sacar una primera ventaja en el inicio de la serie por los octavos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo.

El equipo de Josep Guardiola, que contó con un doblete de Sergio Agüero, logró remontar un partido que se le había complicado seriamente en casa. El conjunto francés, liderado por un Radamel Falcao que brilló con dos tantos pero erró un penal decisivo, tuvo ventajas de 2-1 y 3-2, aunque terminó siendo arrasado por la maquinaria ofensiva del City.

Agüero, otra vez titular en el City tras la lesión del brasileño Gabriel Jesus, anotó a los 58 y 71 minutos para el equipo local. Raheem Sterling (26′) había abierto antes el marcador para los de Guardiola, mientras que John Stones (77′) y Leroy Sané (82′) fueron los que propiciaron la remontada.

Por el Mónaco brilló Falcao con su doblete a los 31 y 61 minutos, el segundo con una verdadera joya, aunque el colombiano se fue seguramente con un gusto agridulce por el vital penal que falló en el arranque de al segunda etapa. El restante tanto de los franceses fue obra de Kylian Mbappe Lottin (40′).

El encuentro en Manchester fue una auténtica montaña rusa. Un duelo emotivo, intenso y vertiginoso entre dos de los clubes más ofensivos del fútbol europeo, que intercambiaron golpes de principio a fin sin darse respiro alguno. Ya a los dos minutos, el equipo de Guardiola avisó con una jugada que dejó a Sterling sólo frente al arquero Danijel Subasic, aunque el árbitro español Antonio Mateu, quien luego sería protagonista con sus decisiones, cobró fuera de juego a expensas del línea.

El Mónaco demostró rápidamente que no fue a Manchester a esperar al rival y avisó con un disparo de Thomas Lemar que se fue desviado a los seis minutos. En la jugada siguiente, respondió Leroy Sané para el City. El equipo inglés dominaba el balón y generaba riesgo, pero sufría en cada contraataque del Mónaco. En uno de ellos, Falcao dejó sólo a Benjamin Mendy, que disparó débil a las manos de Caballero a los 17 minutos. Y de inmediato lo tuvo su compañero Kamil Glik, que se llevó la pelota por delante en un córner.

Poco después, sin embargo, el City abrió el marcador con una gran jugada por la banda de Sané, que tras combinar con David Silva, envió un centro que Sterling empujó a la red a los 25′.

Pero el “Tigre” Falcao marcaría su primer gol de la noche seis minutos después. El Mónaco presionó alto la salida por abajo del City y forzó una mala cesión de Caballero. Fabinho se hizo con el balón y lanzó un centro a la cabeza de Falcao, que se tiró de cabeza para igualar las acciones. El City pudo haberse adelantado nuevamente a los 34′, cuando Agüero eludió a Subasic y cayó en el área. Guardiola pidió tarjeta para el arquero rival, pero el que la recibió fue el argentino por una simulación que no pareció tal.

El técnico español reaccionó indignado con su compatriota Mateu. Y más se enfureció el entrenador cuando a los 40′ el Mónaco dio vuelta el encuentro a través de Mbappe Lottin, que recibió sólo un pelotazo frontal en el área y definió frente a Caballero. La defensa del City se mostraba muy frágil y el Mónaco incluso pudo irse 3-1 al descanso con un remate de Falcao que se fue pegado al arco.

Guardiola se fue al descanso furioso con el juez, que para colmo cobró un penal a favor de la visita en el arranque de la segunda etapa. Fue una clara falta de Nicolás Otamendi sobre Falcao. El delantero colombiano, sin embargo, disparó muy débil a las manos de Caballero, el arquero “ataja-penales del City”. Falcao pudo haber dejado al City al borde del KO, pero del posible 1-3 se pasó poco después al 2-2 con un remate de Agüero que se le escurrió a Subasic, que puso muy mal las manos y el cuerpo ante el remate del argentino.

Tres minutos después, no obstante, Falcao se recuperó con un maravilloso gol. El “Tigre” recibió por la banda y tras enganchar hacia el medio elevó el balón por encima de Caballero para marcar un tanto lleno de clase. El encuentro en ningún momentó ofreció respiro y el City consiguió la igualdad con otra joya de un delantero sudamericano. Fue nuevamente Agüero, quien conectó una volea directamente tras un córner para empatar 3-3.

El equipo local estaba hecho un vendaval y se colocó al frente a través del defensor John Stones después de que Yaya Touré le peinara el balón con la cabeza. Con la confianza por las nubes, el City hiló cinco minutos después una espectacular jugada colectiva que terminó con la asistencia del “Kun” para Sané y el gol del 5-3.

Sobre el final, Falcao tuvo la posibilidad de descontar y marcar su “hat-trick”, pero Caballero tapó magistralmente con el pie para sellar el marcador. Suficientes goles ya en el Etihad Stadium, aunque la revancha en Mónaco promete muchas más emociones.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados