Fútbol inglés

article title

El Chelsea vence en Anfield y dinamita la Premier (0-2)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN –  Era el partido esperado. El encuentro que deciría, decían, el título en Inglaterra. Quizás era lo lógico, pero una vez más muchos olvidaron el factor Mourinho. El Chelsea ganó 0-2 en un Anfield que sufrió el primer jarro de agua fría de la campaña.

El Liverpool tenía todo en su mano. Llegaban líderes, eran primeros en solitario, dependían de ellos mismos, y eran favoritos ante un Chelsea que, con vistas al decisivo encuentro de Liga de Campeones del próximo miércoles frente al Atlético, colocó un once inicial con caras menos comunes.

Sin embargo, el duelo se resolvió por detalles minúsculos, incluso yendo con esa lógica que en ocasiones parece infranqueable. Dominó en líneas generales Liverpool, con mayor posesión, con mayor trabajo del balón, pero dos errores sentenciaron el choque a favor de los Blues, que vuelven a la pelea, vuelven a estar en la disputa, en el momento más decisivo.

El Chelsea defendía atrás, esperando que el Liverpool llegara con su temible ataque. Hoy fue Suárez, ya que Sturridge tuvo que esperar al segundo tiempo para saltar al césped por una lesión. Pero no sirvió. El comentado, y ya famoso, juego defensivo de Mourinho volvió a destronar un territorio hostil. Un conjunto londinense bien plantado atrás, sin espacios para el rival, despejando todo aquel balón que entrara en las dimensiones fijas del área, acabó anulando el peligro de un líder que, hoy, no estuvo a la altura de las expectativas creadas.

Anfield no falló a la cita. Era el gran partido, la cita esperada, pero no fue suficiente. Un error en campo propio de Steven Gerrard propició un mano a mano de Demba Ba con Mignolet para colocar el 0-1 justo antes del descanso. Saltaba la sorpresa, o al menos no se cumplían las expectativas. El resultado final comenzaba a hacer acto de presencia, pero no se cerraría hasta el descuento del partido, cuando un Liverpool volcado buscando la igualada dejó descubiertas las espaldas, y provocando una contra de libro finalizada por Willian. Era el 0-2.

Mourinho, una vez más, manejándose ante la adversidad como pocos. No eran favoritos. Su cabeza estaba puesta en otra competición, pero el Chelsea dio la cara, a su manera, quizás con un planteamiento más defensivo de lo habitual, pero asaltando un Anfield que no está acostumbrado esta campaña a sufrir derrotas.

Dominó, sin demasiado peligro real, Liverpool. Sentenció el Chelsea. Ahora, a falta de 2 jornadas por disputar, todo apunta a que el título puede resolverse sobre la bocina, con Liverpool, Chelsea y Manchester City peleando por el deseado trofeo.

[Sigue toda la actualidad de la Premier en @SpheraPremier]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados