Sudamérica

article title

El Chapecoense se clasifica para la Copa Sudamericana

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El club Chapecoense de Brasil se aseguró una plaza en la Copa Sudamericana 2018, a dos días del primer aniversario del accidente aéreo que mató a casi toda su plantilla en Colombia cuando se dirigía a jugar la final de la edición 2016 del mismo certamen.

El humilde club del sur obtuvo el billete para disputar la próxima edición de la competición al derrotar a Bahia 1-0 fuera de casa gracias al gol de Wellington Paulista, en un partido válido por la trigésima séptima fecha del Campeonato Brasileño, la anteúltima de la competición.

La clasificación al certamen sudamericano del “Chape” fue emocionante, ya que a los 55 minutos Edigar Junior estrelló un penal en el palo que hubiera significado el empate para el Bahia.

Asimismo, Chapecoense aún tiene posibilidades de acceder a la etapa clasificatoria de la Copa Libertadores 2018. Para que ello ocurra, debe derrotar a Coritiba en casa la semana que viene en la última fecha del certamen y, al mismo tiempo, esperar que Flamengo y Vasco, los dos equipos que están en la zona de clasificación, no sumen puntos frente a Vitória y Ponte Preta, respectivamente.

También puede clasificar de forma directa al máximo certamen sudamericano. Para eso, Chapecoense deber esperar primero que Gremio gane la final de la Libertadores frente a Lanús.

 

 

El reglamento del torneo indica que en el caso de que un local sea campeón de la Libertadores, el sexto del “Brasileirao” clasifica de forma directa el torneo continental. Si el “Chape” gana y los equipos de Río pierden en la última fecha, los del sur de Brasil pueden terminar en la sexta posición.

La clasificación es un premio deportivo para Chapecoense, que tuvo que reconstruir casi por completo su plantilla después del siniestro aéreo del 28 de noviembre del año pasado.

El avión en que viajaba la delegación del “Chape” para enfrentarse a Atlético Nacional en el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana 2017 cayó antes de aterrizar en el aeropuerto de Medellín en Colombia por falta de combustible.

El club perdió a gran parte de su plantilla -murieron 19 jugadores y apenas tres sobrevivieron-, a todo su cuerpo técnico y a varios directivos, y fue declarado campeón de la competición.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados