Se habla de:

Fútbol Español

article title

El ‘caso Marcelino’: Cronología, hechos, declaraciones y opinión

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El caso Marcelino necesita ser explicado y desarrollado de forma cronológica al estar sumergido en un mar de declaraciones de diferentes protagonistas que han provocado que una derrota en un partido de fútbol adquiera las dimensiones de, nada menos, un posible ‘amaño’ que investiga la propia Liga. Así que, como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.

8 de mayo de 2016. Marcelino comparece en rueda de prensa después de que su equipo, el Villarreal, haya perdido 0-2 en la penúltima jornada de Liga. El último partido es en El Molinón y el Sporting, su equipo desde la infancia, se juega la permanencia. “Ojalá el Sporting se mantenga, porque es lo que siento”, dijo el entrenador asturiano. Poco después, en un programa radiofónico, admitió que había cometido un error diciendo “lo que sentía”.

Se desatan las críticas. Rayo y Getafe, también luchando por no descender, se temen lo peor: Que el Villarreal vaya a El Molinón a perder el partido. Marcelino saca un once sin muchos de los titulares habituales, su equipo firma un mal encuentro y cae 2-0. El Sporting se salva porque el Getafe cae ante el Betis y el Rayo, pese a su victoria, marchaba detrás de los guajes en la clasificación. La mujer de Marcelino pone un sospechoso tweet: “Me voy de Asturias con el trabajo hecho. Os dejamos en Primera”.

 

Empiezan a llegar declaraciones duras. Como la de Martín Presa, presidente del Rayo Vallecano: “el Villarreal no ha competido ni en la alineación, ni en los cambios ni en el planteamiento. No ha sido un partido de fútbol”. Esnáider, entrenador azulón, también dejó entrever su indignación: “Estará contento (Marcelino)”.

Llega el verano y todo se olvida. Los equipos preparan el inicio de temporada. También el Villarreal, que afronta una previa de Liga de Campeones ante un duro rival como el Mónaco. Pero seis días antes del partido, el 10 de agosto de 2016, el club amarillo anuncia la destitución de Marcelino como entrenador del Villarreal. Las primeras informaciones señalan a un conflicto entre cuerpo técnico y directiva y a muchos roces entre el asturiano y la plantilla, entre ellos con Mateo Musacchio. Llega al banquillo Fran Escribá.

 

Barcelona v Villarreal CF - Copa del Rey Semi-Final: First Leg

 

El Villarreal cae en Mónaco el 23 de agosto de 2016 y se despide de la Champions. En la segunda jornada de Liga, ante el Sevilla, comienzan a oírse pitos en El Madrigal. Fernando Roig, molesto, salió a explicar algunos de los motivos de la destitución de Marce:

“Tuve que tomar unas decisiones que me resultaron difíciles, pero no puedo permitir que haya clubes paralelos dentro del Villarreal. Nos ha costado muchos años de honradez deportiva para que alguien que pretende seguir otra línea vaya por otro rumbo. El camino del Villarreal lo marca el presidente (…). No es un problema con los futbolistas, es un problema de honradez en el Villarreal. No puede venir alguien y hacer lo contrario de lo que piensa el club. No es un problema con Musacchio ni con ningún jugador, es un problema con lo que sucedió la pasada temporada y con lo que estaba sucediendo esta pretemporada. Y como vi lo que pasó hace años y no quería que volviese a suceder un descenso, he tenido que tomar esta decisión”.

 

Está claro que muchos interpretaron las declaraciones como una falta de profesionalidad de Marcelino en el partido ante el Sporting. “Siempre he defendido la honradez en el fútbol y no podía permitir circunstancias como las que ocurrieron a final de temporada”.

Martín Presa vuelve a la carga y pronuncia en Punto Pelota una frase que dejó a todo el mundo helado: “Hubo una planificación premeditada y una posterior ejecución durante el partido. Luego su mujer hizo una confesión de los actos. En este país parece que todo vale y no pasa nada. El Villarreal no tiene nada que ver en todo esto pero, desgraciadamente, es como cuando a Lufthansa se le cuela un piloto loco y les tira el avión”.

 

El pasado 1 de septiembre salta la noticia de que La Liga está investigando el Sporting-Villarreal a raíz de las declaraciones de Fernando Roig. Cuatro días después, habla Javier Tebas y vuelve a incendiar el caso.

“Yo sé que tienes casa en Gijón, que es tu equipo, que te gusta, pero si tienes una profesionalidad, tienes que asumir esa situación y ser responsable. Las decisiones deben ser tomadas desde la profesionalidad (…). Marcelino debe pedir perdón primero por lo que hizo.Yo no digo que manipulase el resultado. Digo que no se hizo el máximo esfuerzo para ganar ese partido. Ni el Villarreal ni el Sporting tuvieron nada que ver. Yo soy del Real Madrid y mi mujer no pone un tuit diciendo que ya se ha hecho el trabajo para el Real Madrid. Marcelino no entrenó esa semana. Él puede decir que es del Sporting, pero debe dar el 100% y salir a ganar y no el mensaje que lanzaron. El día que mi mujer haga eso será porque me he divorciado y me quiere hundir”.

MANCHESTER, ENGLAND - SEPTEMBER 10: Javier Tebas, President of Liga de Futbol Profesional during the Soccerex European Forum Conference Programme on September 10, 2014 in Manchester, England. (Photo by Dave Thompson/Getty Images)

Marcelino responde. El gran protagonista rompe su silencio tras varias semanas de mucho ruido. Elige el martes 6 de septiembre para no entorpecer el partido de la selección ni la tercera jornada de Liga. Elige el hotel Eurobuilding de Madrid para llegar a los máximos medios posibles. Y habla claro y conciso:

A Martín Presa: “Requiero públicamente al señor Martín Presa para que se retracte en las próximas horas de su desafortunada declaración pública. Ni estoy loco, ni soy un asesino. Mi profesión es ser entrenador de fútbol. Honrado y profesional. El señor Martín Presa me ha insultado y ofendido. Si no rectifica de inmediato, ejerceré las opciones legales oportunas“.

Sobre Fernando Roig: “Mi relación con Roig ha sido siempre respetuosa y cercana, con unos magníficos resultados deportivos. El trato ha sido impecable. Cuando me destituyeron, jamás se me dijo que tuviera algo que ver con mi falta de honradez. Estoy convencido de que Roig nunca quiso decir eso. Quizá se malinterpretaron sus palabras. Le llamé para clarificar esta desagradable situación y me reconoció que nunca dudó de mi honradez y profesionalidad. Que si hubiera tenido alguna duda me habría destituido inmediatamente”.

 

Sobre el Sporting-Villarreal: “Me pongo a disposición de los organismos competentes para aclarar hasta la más mínima duda. Nada tengo que ocultar ni esconder. Dije que no quería que bajara el Sporting, pero también me arrepentí de ello. En ocasiones se cometen errores verbales. Si por algo nos hemos distinguido en los dos últimos años es por hacer muchas rotaciones. En el Bernabéu me criticaron por hacer cambios, decían que adulteraba la Liga. Empatamos el partido. Está claro que el tweet de mi mujer fue desafortunado, pero si tuviera algo que ocultar, que alguien de mi familia pusiera un tweet como el de mi mujer sería del género tonto”.

Opinión

Relatados los hechos, expongo mi opinión al respecto: Hizo mal Marcelino en decir que quería que el Sporting se salvara, pese a que todo el que le conoce estaba seguro de que era lo que sentía. Hizo bien pidiendo perdón. Hizo mal su mujer en escribir un tweet tan desafortunado. Hizo bien Marcelino en dar tres días de descanso (y todos los que quiera) a una plantilla que venía de jugar 50 partidos, de perder de forma cruel unas semifinales de Europa League (3-0 en Anfield) y con los deberes hechos en La Liga. Hizo bien alineando los jugadores que puso, aun con suplentes, igual que hizo en Mestalla, donde aseguró el cuarto puesto, igual que hizo ante Rayo y Getafe, partidos que el Villarreal perdió jugando francamente mal. Hizo bien como ha hecho durante los dos últimos años.

Hizo bien Fernando Roig en destituirle si es verdad que hubo un fuerte conflicto entre la idea que tenía el club y la que tenía el entrenador. Hizo mal Roig en no explicar los motivos desde el principio, dejando a la afición envuelta en dudas y confusión. Hizo bien Roig destituyendo a Marcelino sabiendo que existían roces considerables en la plantilla, fruto de la exigencia de un técnico como él. Hizo mal haciendo unas declaraciones que perjudicaban gravemente al Villarreal y que ahora debe aclarar, porque poco tienen que ver sus palabras con las que se supone que le dijo al exentrenador amarillo.

Hizo muy mal Martín Presa en criticar al Villarreal por “no competir” en Gijón, aun cuando su equipo no compitió al nivel que se le esperaba para cumplir el objetivo de quedarse en Primera División. Hizo peor todavía comparando a Marcelino con el piloto que estrelló un avión supuestamente de forma voluntaria, matando a cientos de personas.

Hizo muy mal Javier Tebas, como presidente de La Liga, dando lecciones a Marcelino sobre cómo ser profesional, dudando de la honradez del técnico amarillo sin más pruebas que un tweet de su mujer, una declaración desafortunada y un mal partido del Villarreal, repito, con el objetivo totalmente cumplido.

Todo esto, desgraciadamente, solo sirve para ensuciar la imagen de un club que se caracterizaba por ser un ejemplo a seguir en todos los aspectos. Ojalá el balón vuelva a rodar ya y enterremos este caso de una vez.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados