Fútbol inglés

article title

El calvario de Ched Evans

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ched Evans ha sido el autor de uno de los dos goles en la victoria del Chesterfield por 1-2 en campo del Colchester United en la primera ronda de FA Cup. También, el seleccionador galés Chris Coleman ha declarado que hay muchos jugadores por delante de Evans actualmente. Un tanto en copa y la confirmación de su no llamada con Gales, ¿por qué debería ser noticia Ched Evans? Precisamente por eso, no ser noticia es la mejor de las noticias para el galés.

El calvario de Ched Evans comenzó el 30 de mayo de 2011. Por aquel entonces militaba en el Manchester City con Robinho o Stephen Ireland entre otros. Evans fue acusado y condenado por violación junto con otro compañero de equipo. Varios meses después fue juzgado y condenado a cinco años de prisión por un juez local. Su carrera deportiva parecía poner punto y final; no solo por el largo periodo de inactividad, sino por la dificultad que tendría su reinserción en la sociedad, y el mundo del fútbol, a causa del terrible acto supuestamente cometido.

En el año 2014 fue liberado y trató de reincorporarse al mercado laboral, el fútbol en su caso, pero las respuestas obtenidas fueron negativas. Especialmente dura fue la respuesta que uno de los máximos dirigentes del Oldham Athletic, club de la League One (tercera división), recibió cuando sus aficionados se enteraron del supuesto interés en fichar a Evans: “Si ficháis a Ched Evans violaremos a su hija”. Además de la previsible pérdida de ingresos publicitarios y de sponsors.

LEER MÁS: Forest Green Rovers, el equipo más ecológico del mundo

Parecía que nunca tendría una segunda oportunidad hasta que en el mercado estival de 2016 recibió la segunda mejor noticia de su vida: el Chesterfield (Football League One) decidió darle la oportunidad de volver a sentirse futbolista, de ganarse el perdón. El club inglés no está cuajando una gran temporada, se encuentra en puestos de descenso tras 16 jornadas disputadas pero Ched Evans ya ha marcado cuatro tantos en competición liguera.

Esa era la segunda mejor noticia de su vida, y la mejor le llegó dos meses después de iniciar la competición. Por mucho que pudiera volver a jugar al fútbol, los remordimientos de su asqueroso error nunca le abandonarían y mucha gente no podría perdonar jamás un acto de esas características. Sin embargo, en octubre de 2016 fue absuelto y declarado inocente por aquella denuncia de violación.

No es el mismo. Como Coleman ha admitido, una inactividad tan duradera le ha hecho perder mucho nivel respecto al que mostrase antes de que su pesadilla iniciase en 2011 pero ahora Ched Evans ya es inocente y después de sufrir tal magnitud de dolor, seguramente valore otras cosas por encima del fútbol. Ahora Ched Evans, a sus 27 años, puede volver a ser plenamente feliz y el perdón se lo tendrán que ganar quienes lo acusaron sin razón. Ya ha marcado un tanto como inocente y quién sabe donde estará su techo; ¿la Premier? ¿la selección de Gales? Su sufrimiento lo merecen.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados