Se habla de:

Cádiz

article title

El Cádiz, memoria histórica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Estadio Ramón de Carranza. Toda una vida pronunciando Carranza e identificando Cádiz CF con ello. Es ‘memoria histórica’. Podrán llamarle como quieran llamarle, porque ese Estadio siempre será el Carranza, como su prestigioso Trofeo, patrimonio de la ‘tacita de plata‘. Le podrán rebautizar, mas la historia no olvida.

Cádiz, memoria histórica

Salvi, celebrando un gol en Almería | cadizcf.com

Cómo no olvida el equipo de Álvaro Cervera su gen competitivo. Fueron ocho las jornadas sin sumar victorias de forma consecutiva hasta que Salvi apareció en Almería para recordar al cadismo las virtudes de su equipo. Sus cualidades y fortalezas. Desde entonces, cuatro victorias consecutivas y asalto al playoff. El Cádiz ya es cuarto en la tabla, el cuadro amarillo ya está en el lugar que por plantilla ha demostrado merecer. No ha vuelto, ya que nunca se fue. Porque, con los lógicos retoques, este Cádiz mantiene un bloque de características similares al que la pasada temporada terminó disputando el playoff de ascenso. Ese que fue fiable y regular durante toda la temporada hasta alcanzar tal logro en la temporada siguiente al ascenso, algo realmente complejo de conseguir. Un equipo de autor, un Álvaro Cervera que ha encontrado en Cádiz la libertad para trabajar, un hábitat adecuado en el que plasmar su idea de fútbol. Esa que no logró implantar en su Tenerife natal. No es profeta en su tierra, como ocurre a tantos otros, pero sí ha conseguido ganarse el cariño y la confianza de la hinchada cadista a base de resultados. Y de un equipo reconocible, que no negocia el esfuerzo, solidario, un bloque compacto con una idea de juego clara y mecanismos trabajados para alcanzarla. De ahí que la continuidad del bloque se transforme en fiabilidad a medio y largo plazo.

El Cádiz está de vuelta, aunque tal afirmación habría que matizarla. Principalmente porque jamás se fue. El inicio de temporada colocó algunas piedras en el camino con las que era inevitable tropezar. La tentación de Primera División llamó a las puertas de Salvi y de Álvaro García, y especialmente al ‘Expreso de Carranza’ la oportunidad le desorientó y le afectó en el aspecto psicológico, por lo que no inició la temporada al ritmo de sus compañeros por un motivo específicamente mental. La ausencia de un jugador de tal magnitud futbolística afecta a cualquier conjunto, es inevitable. Y el Cádiz no es una excepción. Además, ha tenido que conseguir superar la mutación completa en su pareja de centrales. Aridane se marchó a Osasuna y Sankaré no está disponible por lesión desde la pasada temporada. Jugadores de calidad les sustituyeron, aunque la adaptación y la consolidación de una nueva formación defensiva no ha sido tarea sencilla. Marcos Mauro y Servando iniciaron como pareja titular, aunque el primero cayó lesionado y tanto Kecojevic como Villanueva han tenido su oportunidad. Las bajas han sido continuadas, y jugadores como Carpio o Rober Correa se han ausentado por sanción y las llamadas de Villanueva con su combinado nacional también han afectado a la continuidad en la zaga, primordial aspecto para equipos que forjan su fortaleza desde su sistema defensivo. El centro del campo tampoco se ha librado de la plaga de lesiones, de forma que Garrido, Jose Mari y Abdullah han estado ausentes por lesión en diferentes tramos de la temporada. También Álvaro García, tras su renovación y vuelta a la normalidad, ha causado baja por lesión y Salvi, un extremo vertical que marca diferencias, no ha sido excepción. Prácticamente todas las bajas coincidieron en el mismo tramo de la temporada, aquel en el que se concentró la nefasta dinámica de ocho encuentros sin conocer la victoria. La paciencia es la madre de la ciencia, y en la ‘tacita de plata’ no la perdieron hasta encontrar la victoria en el reseñado encuentro en Almería.

Cádiz, memoria histórica

Álvaro García, el ‘Expreso de Carranza’ | cadizcf.com

       LEER MÁS‘Álvaro García, El Expreso de Carranza’

Ahora, el Cádiz vuelve a estar en playoff. El conjunto cadista vuelve a ilusionar a una hinchada que pasó por momentos de duda que ahora parecen olvidados dada la extraordinaria reacción de su equipo. Su Cádiz carbura, su equipo vuelve a ser reconocible. Las circunstancias le ahogaban, las desgracias se sucedían y el conjunto sufría y sin embargo el equipo respiraba bajo agua, aguantando la respiración para terminar emergiendo con las mismas cualidades que le definen y que ya son inherentes al bloque. El Cádiz, memoria histórica, de nuevo aspirando a todo. Anhelando recuperar su lugar, escalando en busca de la gloria. Camino a Primera División, el lugar que tienen la convicción de que les corresponde.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados