Fútbol alemán

article title

El Bayern y Müller-Wohlfart, un divorcio sembrado de polémica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El mes de abril no se antojaba fácil para el Bayern. La enorme cantidad de lesiones llegó en el momento menos indicado, justo cuando el equipo se juega la temporada. Las dos primeras “matchballs” (Dortmund y Bayer Leverkusen) fueron superadas, con más apuro de la cuenta que de costumbre. El tercer partido más importante era el del pasado miércoles ante el Oporto. El resultado, tan inesperado como merecido, obligará al Bayern a marcar, como mínimo, dos goles en el partido de vuelta. Al contrario que contra el Shakhtar Donetsk, donde hubo tres semanas de pausa entre ida y vuelta, Pep Guardiola solo tendrá seis días para preparar el partido. El ambiente ya estaba caldeado de por sí tras la derrota, pero todavía faltaba algo más: El doctor Müller-Wohlfart, que llevaba 38 años en el club, dimite al día siguiente porque se le ha hecho “culpable” de la derrota.

A Müller-Wohlfart se le puede considerar como “historia viva” del equipo bávaro. Llegó al club en el año ’77 y ha pasado por los mejores y peores momentos del club hasta la fecha. ¿Cómo una “simple” eliminación en cuartos de final de la Champions puede desembocar en todo esto?

Pep Guardiola fue considerado por muchas personas y medios de comunicación como el principal culpable y el autor de las críticas al famoso médico deportivo pese a no haber pruebas sólidas sobre ello. Se basaron únicamente en dos aspectos: La mala relación existente entre entrenador y médico y un Vine, un vídeo de apenas seis segundos, donde Pep Guardiola aplaude irónicamente la lesión de Medhi Benatia en el Bay Arena. Humillación al médico del Bayern fue lo más sonado en esos momentos. En el Vine ni siquiera se puede ver si efectivamente Müller-Wohlfart estaba presente en el banquillo, pero nadie se molestó en corroborarlo.

Benatia se ha perdido en su primera temporada en el Bayern 13 partidos en total, sobre todo, por problemas musculares en el cuadriceps y los abductores. No ha podido disputar más de tres partidos consecutivos en los meses que lleva en Baviera.  Tras el partido en Dortmund, el jugador marroquí volvió a lesionarse de nuevo y se le reservó para los cuartos de la DFB Pokal contra el Bayer Leverkusen. Solo 33 minutos llevaba en el campo y pidió el cambio. No estaba listo para jugar y su vuelta a los terrenos de juego será dentro de cuatro semanas.

Pep Guardiola sobre su reacción: “Estaba decepcionado. No tiene nada que ver con Müller-Wohlfahrt.”

pep800-1428521426

Volviendo al tema de la presencia, o no, del doctor del club en el banquillo. En la foto, tomada por un fotógrafo del diario alemán Kicker, no se aprecia que Wohlfart esté en el banquillo. Por lo tanto, el irónico aplauso de Guardiola no fue dirigido al doctor. También se puede apreciar que en todo momento está mirando a su segundo, Domenec Torrent, y no mira a los demás fisioterapeutas del equipo. En numerosos medios también se comentó que uno de esos fisios se fue a los vestuarios en ese instante por la”vergüenza” del momento. Por norma general, cada vez que un jugador del Bayern sale lesionado del terreno de juego, Müller-Wohlfart, o en este caso el susodicho fisio, acompañan al jugador a los vestuarios para hacer un primer examen de la lesión. Esto se puede comprobar en cualquier partido del equipo.

Ya aclarado lo de Leverkusen, toca poner las miradas en el estadio O Dragao. Tras el pitido final, también se comentó que fue ahí donde Pep le recriminó al médico que la derrota del equipo fue por la cantidad de lesionados. Isaac Lluch, periodista catalán afincado en Múnich y que es el encargado de cubrir todo lo que pasa en el equipo bávaro para el diario Ara, afirmó, como fuente muy fiable, que Guardiola no criticó en ningún momento a Wohlfart. ¿Quién fue entonces? Según las informaciones de Bild, fue Rummenigge el que discutió con él en los vestuarios, pero que el motivo principal no fue la cantidad de lesionados, sino el tratamiento que se le estaba dando a la lesión de Ribéry. El francés, cuya lesión de tobillo le tenía que tener apartado de los terrenos de juego, en un principio, un periodo aproximado de dos a tres días, lleva un mes lesionado (Último partido el 11/03 ante el Shakhtar Donetzk).

El Bayern no se pronunció hasta la mañana de hoy, coincidiendo con la rueda de prensa que tenía que dar Pep Guardiola. También hubo críticas para el comunicado, por ser demasiado escueto para un hombre que llevaba 38 años en el club. Cabe recordar que el médico no informó al club de su decisión, sino que envió su propio comunicado a los medios de comunicación.

Pep Guardiola en la rueda de prensa: “Lo que pasó en Oporto, en el campo, es mi responsabilidad. Quiero luchar con estos jugadores, quiero ayudar a los lesionados. Cuando perdemos siempre es mi responsabilidad, no es la de Höwick, de los fisioterapeutas, ni de los médicos. Cuando un jugador se lesiona no es culpa del doctor. Una lesión es una lesión.”

De esta forma, el equipo bávaro se enfrentará a la semana más decisiva de la temporada con una cantidad importante de lesionados y sin su equipo médico. Nunca sabremos qué es lo que realmente pasó entre Rummenigge y Müller-Wohlfart y si volverá algún día, como ya hizo tras la la destitución de Klinsmann en 2009. Por ahora el divorcio parece definitivo y el club ha decidido no hablar más del tema de cara a los medios de comunicación para que la plantilla se centre definitivamente en los objetivos que les quedan.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados