FC Barcelona

article title

El Barcelona saca el armamento pesado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Seis fichajes y 120 millones de euros gastados después, el Barcelona recurrirá mañana ante el Celtic de Glasgow a su equipo más clásico, incuida la “MSN”, para intentar tapar el agujero abierto el sábado con su sorprendente derrota ante el Alavés.

A comienzos de temporada, la prensa española habló de un excelente “fondo de armario” con tanto fichaje realizado y el técnico del Barcelona, Luis Enrique, aseguró que tenía “la mejor plantilla” que jamás había entrenado. Pero a la hora de la verdad, coincidiendo con el primer partido de la Liga de Campeones, jugarán los de siempre.

Eso es lo que parece tras lo ocurrido el sábado y el entrenamiento de hoy. Luis Enrique introdujo ante el Alavés siete novedades en su equipo titular y el resultado fue el peor posible, pues su equipo cayó 2-1 en casa contra todo pronóstico ante un recién ascendido. Nada funcionó. Jugaron de inicio Denis Suárez, Lucas Digne, Jasper Cillessen y Paco Alcácer, cuatro de los seis fichajes azulgranas para esta temporada junto a André Gomes y Samuel Umtiti. No se espera que ninguno de ellos vaya a ser titular mañana. Si acaso, Umtiti podría entrar por Javier Mascherano, uno de los señalados tras la derrota.

En el partido de la Liga española, quedaron fuera del equipo titular piezas tan clásicas como Gerard Piqué, Jordi Alba, Sergi Roberto, Lionel Messi, Luis Suárez o Andrés Iniesta. Nadie duda de que comenzarán de inicio ante el Celtic. Así, Luis Enrique tiene previsto formar con un conjunto que se parece en casi todo al que la pasada temporada ganó Liga española y Copa del Rey, por más que llegara al final de la campaña con evidentes síntomas de fatiga.

A la hora de la verdad, la “vieja guardia” parece intocable en el Barcelona. Incluida la llamada “MSN”, el tridente ofensivo formado por Messi, Suárez y Neymar. Tiene la posibilidad de ser titular por primera vez esta temporada después de compartir, sin éxito, el tramo final del encuentro ante el Alavés.

“A los jugadores nuevos les queda un mundo para saber lo que queremos. Jugar aquí es diferente que jugar en la mayoría de equipos. Tenemos que ayudarles al máximo para que ese periplo sea lo menos traumático posible”, justificó hoy Luis Enrique para avisar de lo difícil que es mover el once habitual del Barcelona.

Actualmente, la única forma de mover a las llamadas “vacas sagradas” del campeón español es la fatiga o las molestias físicas. Así, todavía no es del todo seguro que Messi juegue mañana ante el Celtic. Esta circunstancia permitió a la prensa española obtener unas palabras de Luis Enrique que expresan claramente qué es Messi en el equipo azulgrana: “Me gustaría que jugara todos los minutos posibles, pero mandan él y sus sensaciones. Su situación no cambia después de dos días. Su estado marcará cuántos minutos puede participar”.

El Barcelona arrancará mañana su camino en la Liga de Campeones, una competición que no le fue grata la pasada temporada al caer en cuartos de final ante el Atlético de Madrid. Para mejorar ese resultado, el club se gastó 120 millones de euros. Una fuerte inversión en suplentes, en formar equipo, en lograr un plantel largo y con competencia. Aunque de momento, el rol de titulares y suplentes permanece tan claro como la pasada temporada.

(DPA)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados