article title

El Atlético conquista la Décima porque es el mejor

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Borja PARDO – El Atlético de Madrid es el campeón de Liga 2013/14, y lo es porque es el mejor. Tan sencillo como eso. Tal vez no tenga tanto dinero como la bicefalia, ni tanta calidad sobre el césped. Pero le sobra FE, y ya saben lo que mueven esas dos letras juntas.

Dicen que la Liga es el premio a la regularidad y que todos los campeones de Liga son merecidos. Pues bien, en este caso, no podemos estar más de acuerdo con ambos tópicos. El 'partido a partido' de Simeone ha derivado en una machada sin precedentes que ganará más valor, si cabe, con la siempre atinada perspectiva del tiempo.

Los colchoneros acudían al coloseo azulgrana sabedores que el empate les daba el alirón. Salieron a ganar y por esa ambición el destino les premió con un empate. Nunca un empate supo mejor en la ribera del Manzanares. La décima Liga del Atlético de Madrid es un hecho y este título tiene un mérito enorme si atendemos a que el conjunto rojiblanco jugó buena parte de la frenética 'final' por el título sin dos de sus puntales, y es que antes de la media hora de partido Diego Costa y Arda Turan debían retirarse del campo por sendas lesiones que ponen en jaque su participación en la final de la Champions League en Da Luz.

El más difícil todavía se dio con el excepcional golazo que marcó el chileno Alexis Sánchez en el 33'. Un gol que hizo soñar a la parroquia culé con un título de Liga que jamás llegó, seguramente porque nunca lo merecieron.

En el segundo acto los disciplinados pupilos de Simeone salieron con gran determinación. Avisó primero David Villa con un balón al palo, pero fue el 'cacique' Godín quien rubricó el gol poco después. A balón parado, sí, pero un gol de oro. Un gol que refleja en buena parte lo que ha sido esta Liga: unos van con todo y saltan con fe mientras que otros miran primero para lanzarse la preguntas después, cuando el balon ya besó la red.

El gol hizo volar a un Atlético que se defendió con orden y ahogó a un Barcelona impotente que apenas gozó de ocasiones claras de gol en una desesperada y estéril lucha por el título. El Barça nunca estuvo preparado para ganar esta Liga. No te puedes autoexpulsar del título hace dos semanas y tratar de engancharte gracias a terceros por muchas facilidades que te den para ello. Al final ganó el espectador, que se llevó un subidón de emociones.

Con el pitido final de Mateu Lahoz se consumó la heroica. El Atlético es campeón de Liga 18 años después. Por el camino Simeone se consolida como el mejor entrenador de Europa, aunque la FIFA y la UEFA lo pasen por alto, el Tata Martino anunció que deja el FC Barcelona de mutuo acuerdo con el club (algo que Luis Enrique y el resto del Mundo ya conocía) y el Camp Nou acabó aplaudiendo a los CAMPEONES para despedir con pitos a un Barça en recesión y en depresión. 

El Atlético guiña el ojo a Neptuno y le dice que espere unos días, que el sábado hay un guateque en Lisboa. El Barça habla de futuro, y es que el presente es ingrato. No hay conato de elecciones a la vista, pues Bartomeu sigue pensando que los socios lo votaron a él, Zubizarreta amenaza con seguir con su filosofía del 'laissez faire, laissez passer' y el Messi más discreto en un lustro pasa a ser el jugador mejor pagado de la historia, porque esa es la manera que tiene una directiva incapaz para apagar un incendio que atemorizaba.

Luis Enrique tiene mucho trabajo por delante, por lo pronto el asturiano ya ha pedido un "9" de más de 180 centímetros de estatura. No parece ese un mal punto de partida. 

Hoy Luis Aragonés brinda, ¡enhorabuena Atleti! le dice Tito.

_____________________________________________________

Compra la #GuiaBrasil2014 aquí: http://goo.gl/P5U0NV 
Usa el cupón promocional SPHERAPROMO y te sale la Guía por 3,99€ (230 páginas)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados