Miscelánea

article title

El Arsenal cumple el guión, el Borussia Dortmund renace

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Esteban GÓMEZ – La vida está llena de caprichos del destino. Decisiones naturales, que surgen sin control, y que marcan los caminos de las personas. En el fútbol no ocurre nada distinto, y así, en ocasiones, se producen situaciones que se repiten, con distintos protagonistas, pero que no por ello suponen menos interés.

El pasado mes de Agosto el sorteo de la Fase de Grupos dejaba un más que interesante Grupo F. Conocido ya popularmente como el "grupo de la muerte", reuniría a conjuntos de gran nivel, que unidos y peleando por los mismos objetivos, sin duda, aportaría un menú de lo más interesante.

Y así ha ocurrido. La quinta jornada presentaba un duelo espectacular en el Westfalenstadion, con Borussia Dortmund y Napoli peleando de forma directa por la segunda plaza, mientras que en Londres el Arsenal sentiría menos presión, al depender de sí mismo y por recibir en casa al rival más débil del grupo.

Los flashes del grupo, de la noche, y del viejo continente se colocaban en Dortmund. El actual subcampeón estaba contra las cuerdas y debía ganar ante un rival directo para no caer eliminados. Y el comienzo no fue el mejor. Muy pronto se adelantaba el Arsenal en Londres, lo que hacía que ambos conjuntos en Alemania debían plantar cara y así el Napoli no cayese en relax. Más presión, más emoción.

Pronto comenzó a dejar claro, con mejor o peor juego, el conjunto de Jurgen Klopp que debían dejarlo todo sobre el césped. Y así fue. De penalti, Reus adelantaba al conjunto alemán, pasando de un plumazo toda la presión al Napoli, que con esa suma de resultados se complicaba la vida.

A partir de ahí, más igualdad. El conjunto italiano ponía la estrategia, una mejor colocación sobre el césped, pero eran los locales los que, en contragolpes, creaban más peligro. El fútbol dejó, en algunos tramos, paso a interrupciones, juego más lento, con más respeto, dejando claro lo que había en juego.

El Borussia Dortmund perdonaba en exceso, siendo ya superior en el segundo tiempo claramente, situación que, caprichos del fútbol, suele traducirse en la popular frase de "quien perdona, acaba pagándolo". Los alemanes debían cerrar el partido cuando antes, ya que el Napoli debía seguir buscando un empate que era válido para los intereses italianos en el grupo de cara a la última jornada.

Finalmente, esa célebre frase acabaría con las opciones del Napoli, quien fallaría una clarisima ocasión de Higuaín que, segundos después, en un contragolpe de peligro, supondría el segundo, obra del polaco Jakub Blaszczykowski.

Los pupilos de Rafa Benítez sabían de la importancia y la relevancia del tropiezo, lo que supuso que acortaran distancias mediante el gol de Insigne, pero que no fue suficiente para evitar meterse en serios problemas de cara a la continuidad en la máxima competición continental de clubes.

Los napolitanos lo intentaron, lo buscaron, pero en un robo cerca del área, nuevamente al contragolpe, el BVB cerraba el partido a través del gol de la flecha gabonesa Aubameyang, que cerraría un encuentro estéticamente quizás por debajo de lo esperado, pero que ofreció goles y espectáculo por lo que había en juego.

Merecida victoria del Borussia Dortmund, logrando así tener opciones propias de cara a la última jornada, y mete en serios problemas a un Napoli que deberá ganar al Arsenal y esperar un tropiezo del Borussia Dortmund en e Vélodrome marsellés.

En Londres, el Arsenal sabía que podía certificar la clasificación. Líderes de grupo, recibiendo al colista Olympique de Marsella (quien no había ganado un sumado un solo punto), y con un duelo directo en Alemania, eran conscientes de que, haciendo bien el trabajo, podían tener una noche agradable.

Pronto, muy pronto, comenzaron a ponerse de cara las cosas. A los 27 segundos (décimo gol más rápido de la historia de la competición) una internada por banda derecha de Wilshere se traducía en el primero del encuentro. Casi de la nada, casi sin partido disputado, los Gunners hacían los deberes.

A partir de ahí, buscar el segundo para más tranquilidad, intentar manejar la posesión e intentar cerrar el encuentro cuando antes. Sin embargo, pese a que los franceses no suponían demasiado peligro, los londinenses tampoco daban un golpe sobre la mesa. Incluso Özil se permitió el "lujo" de fallar un penalti antes del descanso, que habría sido vital para encarar así el segundo tiempo con más calma.

El Arsenal dominaba, sumaba más porcentajes de posesión de balón, pero no creaba peligro real contra la portería rival, lo que sumado a un corto 1-0 hacía que, en una ocasión aislada, pudiese llegar el empate.

Sin embargo, finalmente, esa superioridad acabaría siendo efectiva. Una buena jugada colectiva, que acabaría en internada por banda derecha, llegaría a los pies de Wilshere, quien lograría su doblete personal y un gran paso para la clasificación en la siguiente ronda de la competición para los gunners.

Con un partido resuelto, que supo acomodar el Arsenal a sus intereses, ante un rival que propuso poco, tan sólo pasaron los minutos hasta el final del choque.

No fue el partido perfecto del Arsenal, pero cumplieron con el objetivo en una jornada clave del grupo. Preocupante el Olympique de Marsella, que en 5 partidos suma 5 derrotas, con tan sólo 4 goles a favor.

RESULTADOS 5ª JORNADA (Grupo F)
Borussia Dortmund 3-1 Napoli
Arsenal 2-0 Olympique de Marsella

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados