Fútbol inglés

article title

El agujero del Manchester United sigue cumpliendo años

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Paco LÓPEZ – Algo parecía inamovible en Old Trafford, Sir Alex. Unos banquillos tan carismáticos, no sólo por su ubicación, como los de Old Trafford pierden un gran aliciente. Muchos no conocemos que es eso del fútbol sin el técnico escocés en los ‘red devils’, en cierto modo, él era la Premier League. Pocos saben mejor qué ha sido Ferguson y cuál es su legado que David Moyes.

La apuesta sigue siendo clara, proyecto a largo plazo, contrato de seis años para quien ha gobernado en Goodison Park desde 2002. Si algo ha cambiado tras el paso del mejor técnico en la historia de la Premier League es la exigencia, más aún tras recuperar su cetro de campeón de liga. El Manchester United ahora es aspirante a todo, le guste o no, sea realista o no, es el papel que toca asumir tras el paso de Sir Alex.

Culpa de ese gen ganador, ese animal competitivo en el que se ha convertido el United. Hace unos cuantos años que los de Old Trafford no brillan, pero su vitrina no para de engordar. En parte esta realidad se observa en las últimas plantillas, equipos descompensados pero construidos a partir de dos porterías. En la propia con porteros (van der Sar y De Gea)  al más alto nivel, este año el español no ha naufragado,  sino que su alto rendimiento ha dado media Premier. Lejos quedan las temporadas en las que Ferguson probaba a Howard, Carroll y Ricardo, la meta tiene dueño. En la portería contraria se han gestado triunfos a base de pólvora. Cuando no ha sido Cristiano, era Tévez, sino Rooney o Chicharito, ahora el máximo responsable es van Persie.

A base de dominar en ambas áreas, los títulos han llegado. Esto ha provocado con el paso del tiempo, y la suma de años a muchos de sus pilares, descuidar el mediocentro. El problema en la medular del Manchester United lleva siendo ‘canción del verano’ en el último lustro. Todos los análisis ven ahí un problema grave y cada edición de la Champions League lo deja más claro. No se puede decir que Ferguson no buscara la solución para el medio, pero sí que se cansó allá por 2009.

FOTO: [RECOPILACIÓN MEDIOCENTROS QUE HAN LLEGADO AL UNITED DESDE 2003]

Además de un equipo ganador, David Moyes también ha recibido un centro del campo insuficiente. La calma con la que el vigente campeón de la Premier se está tomando el verano lo complica todo. Retener a Rooney está siendo el foco principal de atención, lógico, pero empezar a pujar por jugadores importantes como Fàbregas a escasamente un mes vista de iniciar la temporada ha sido un error.

Tras la negativa del FC Barcelona a vender a Cesc, el objetivo claro parece Marouane Fellaini. Todavía no se ha producido la ansiada oferta por el belga y no está del todo claro que el Everton venda, según lo prometido a Roberto Martínez. El riesgo de quedarse cortos otra vez en la medular es alto. Esto obligaría a Moyes a ser menos él y más Ferguson, lo cual no garantiza el éxito.

El problema lo puede subsanar el asentamiento de Tom Cleverley y recuperar mentalmente al mejor Wayne Rooney. No se puede olvidar que Michael Carrick estuvo superlativo el curso pasado y amortiguó la deficiencia planificación en la medular. A la espera de que Nick Powell pueda sumar y ver si Shinji Kagawa sigue jugando en banda o no, el Manchester United está lejos de poder competir de tú a tú con los grandes de Europa, al menos sobre el papel. David Moyes está acostumbrado a estirar plantillas escasas, su Everton ha sido fijo en la zona alta casi sin profundidad en el banquillo.

Aun así la actual plantilla tiene focos a mejorar, en especial el centro del campo, pero sigue dominando varias áreas. Esto todavía no ha comenzado pero el Manchester United ya parte con un gran déficit que no puede sino complicar a David Moyes la tarea de suceder a Sir Alex Ferguson. Pese a todo lo comentado, sería temerario pensar que no darán guerra.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados