Se habla de:

Eibar

article title

Eibar 1-4 Real Madrid: lo mejor, lo peor y las notas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Instantes después del agónico empate ante Las Palmas en el Bernabéu, los peores presagios comenzaron a brotar y una vez confirmadas al unísono las ausencias de Gareth Bale, Álvaro Morata y Cristiano Ronaldo; la visita del Real Madrid a la fortaleza eibarresa se revistió, ya sin rodeos titubeantes, con un aura de dramática hecatombe asegurada con la que entregar en bandeja La Liga al sempiterno rival en Ipurua.

El Madrid saltó al césped sabedor de las murmuraciones y presto y dispuesto a acallarlas de raíz desde el pitido inicial, a través de triangulaciones tan fulgurantes como precisas en tres cuartos de campo rival. Sin embargo, que el método no obtuviese la instantánea recompensa del gol en el primer disparo a puerta, pareció enfadar al conjunto blanco consigo mismo y dejó de intentarlo. Como si se hubiese cansado tan sumamente pronto. Como el intrépido pero poco obstinado sujeto que se lanza a completar un cubo de Rubik, pero lo arroja frustrado al suelo tras apenas un minuto de traqueteo e intercambio de piezas.

Denis Doyle/Getty

Pasaron más de diez minutos de inactividad hasta que apareció el hombre que nunca se cansa de reivindicarse siempre en el preciso momento en el que más criticado es. Un Karim Benzema que lleva ocho temporadas haciendo lo mismo, sabedor como pocos, de que eso es precisamente en lo que consiste jugar en el Real Madrid: en una reivindicación constante. Una combinación entre los expeditos James y Asensio por banda derecha, cristalizó en un centro raso del mallorquín al segundo palo, que Benzema convirtió en el 0-1 tras poner dentro con la zurda su propio rechace de diestra.

El plan inicial de destrucción a través de la ágil y adelantada combinación en corto se había reactivado. Era solo la segunda vez que los de Zidane se remangaban en ataque. Y ya necesitaron hacerlo más, pues las mangas se mantuvieron pegadas a los codos hasta que el partido estuvo totalmente sentenciado antes de la media hora de juego, con Karim el cuestionado como principal protagonista. El francés puso fin a su mala racha en Liga por todo lo alto, ya que en el 25′, un balón de seda salido de la zurda de James en forma de falta lateral al segundo palo, lo recogió Benzema, tras un error grave de la zaga de los de Mendilíbar a la hora de tirar el fuera de juego, para con la planta de la bota, poner el 0-2 en el marcador.

Denis Doyle/Getty

Y no contento con su contribución goleadora, el nueve francés iba a desatar también su productividad asistente a través de la fantástica y líquida interpretación de su rol en Eibar y gracias a un tenso pase horizontal -el tipo de centros que estaban condenando a los locales-, botado con la exacta fuerza y precisión, ante el que James solo tuvo que colocar con pericia la puntera de su exquisito pie zurdo para batir a Yoel y finiquitar la tarde. Sergi Enrich tuvo la única media ocasión del equipo vasco en la primera parte en el minuto 39, tras cazar en el área un centro perdido, aunque Navas tapó con los pies el remate del goleador de unos armeros que apenas inquietaron al costarricense.

El ritmo, por cauce natural, decayó tras volver ambos equipos del túnel de vestuarios, conscientes de que nada cambiaría. Los de Zidane bajaron el bloque y potenciaron las transiciones. En una de ellas, llegaría precisamente el cuarto gol de la tarde a la hora de partido, con una cabalgada de un generoso y espléndido Marco Asensio, que sirvió el cuero para que James definiese, aunque el remate al palo del colombiano, regresó a la zurda del centrocampista español para que la fortuna le recompensase justamente con un gol.

Ander Gillenea/AFP/Getty

El tanto del canterano del Mallorca ya era parte del trámite en el que se había convertido la segunda mitad de forma íntegra, aunque el Eibar iba a recortar distancias en el 72′ por medio de un extraño remate con parte de la cadera y parte del trasero de Rubén Peña, tras un buen centro de Pedro León al segundo palo que dejó en evidencia la siesta en la marca que se estaba echando Danilo.

LO MEJOR: El Madrid saca su vena ganadora en los peores momentos. Con ella ha construido su historia, pero en Eibar salió dispuesto a poner en liza su mejor juego y con él, en apenas media hora, sentenció el partido en el que parecía que iba a entregar La Liga. Una victoria protagonizada por la constante y amplia asociación entre el criticado Benzema y los poco habituales James y Asensio. Los tres completaron una actuación brillantísima sustentados por un Modric que se marchó aplaudido de Ipurua.

LO PEOR: No hubo apenas emoción en un duelo que se avecinaba espinoso y un complicado desafío para que el Real Madrid todavía dependiese de sí mismo para coronarse campeón de Liga. Los de Zidane lo resolvieron por la vía rápida ante un Eibar condenado muy pronto por los errores de su propia defensa.

JUGADOR SPHERA (MVP): Karim Benzema

NOTAS (de aplicación en ligas de Futmondo)

Eibar: Yoel (5); Capa (5), Mauro (5), Ramis (4), Luna (4); Dani García (5), Escalante (5); Pedro León (6), Adrián (4), Rubén Peña (6); Sergi Enrich (5).

Sustitutos: Arbilla (5), Cristian Rivera (5), Inui (s.c).

Real Madrid: Keylor Navas (7); Danilo (5), Sergio Ramos (6), Pepe (7), Nacho (6); Modric (8), Casemiro (6); Lucas Vázquez (6), James Rodríguez (8), Asensio (8); Benzema (9).

Sustitutos: Mariano (5), Kovacic (5), Isco (5).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados