article title

¿Dudas? No, aclaraciones y certezas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

Juan A. PAREJO – Nada más señalar Michael Oliver el final del último Manchester United-Arsenal con la consiguiente derrota del cuadro londinense, el tarro de las dudas de repente pareció destaparse para los gunners. Recalcamos el verbo y el tiempo utilizado: pareció.

Más allá de la decepcionante actuación en Old Trafford, muy pocas objeciones se le pueden presentar a este Arsenal. Un Arsenal que viene a retomar el sendero por el que caminó durante el rush final de la pasada temporada, donde los de Wenger se confirmaron como un equipo compacto y serio en defensa, que les llevó a birlarle el cuarto puesto a los Spurs. Esta temporada además, parecen haber recuperado el gusto por el contraataque y la salida rápida, resultando curiosamente partidos ante equipos cerrados, como Crystal Palace o Manchester United, los más difíciles de desentrañar para los del norte de Londres.

La llegada de un primer espada a nivel mundial como Mesut Özil, más allá de su aportación individual (buena, pero aún sin llegar a la excelencia que de él se espera), rompió diques psicológicos, lanzando al Arsenal hacia el liderato y la candidatura nada menos que al cetro de la Premier. Por otra parte, tras el fichaje del alemán y más debido a la casualidad que a la causalidad, el rendimiento de jugadores como Olivier Giroud y muy especialmente Aaron Ramsey, observados con duda hasta entonces, se disparó hasta límites insospechados. Líder y vencedor ante rivales de la alcurnia de Tottenham, Nápoles, Borussia Dortmund o Liverpool, el solitario gol de Van Persie parece desterrar al Arsenal de su particular ataraxia.

Repetimos: parece

El Arsenal ha desplegado en lo que va de temporada el mejor fútbol visto en Inglaterra, con picos realmente extraordinarios, como en el antológico tanto de Jack Wilshere al Norwich. El característico fútbol coral y asociativo de los Gunners se ha venido a complementar con un mayor número de alternativas, como las que ofrece Olivier Giroud por todo el frente de ataque cuando el equipo se atasca, o una mayor capacidad contragolpeadora. Pero eso sí, que las luces no nos cieguen y aclaremos: rivales directos como el Chelsea o el Manchester City siguen teniendo plantillas mucho más completas, algo vital para encarar la que posiblemente sea la liga más dura del mundo, a la que se suma el frente europeo y la FA Cup. Con mirar el banquillo gunner ante el United o ver a Nicklas Bendtner sobre el tapete de Old Trafford, a buen entendedor pocas palabras bastan. Como otro ejemplo visualizador, repasemos las nóminas de delanteros de Manchester United, Manchester City o Chelsea y veremos a jugadores del nivel de Stevan Jovetic, Javier Hernández o Demba Bá acumulando minutos en el banquillo. Delanteros por los que el Arsenal suspiraría, especialmente en el caso del montenegrino y del mexicano, pese al gran nivel demostrado por Olivier Giroud. Las comparaciones con el delantero danés preferimos ahorrárnoslas, si bien es cierto que Podolski y Walcott aún siguen en la enfermería.

De modo que hablar que el objetivo del Arsenal sea ganar la Premier quizá suene algo atrevido y prematuro para esta temporada. Se produzcan o no llegadas invernales, da la sensación que por ahora queda algo lejos esa meta, aunque sean muchas las millas de distancia que se han acortado. Lo que sí parece seguro es que los del norte de Londres han subido innumerables enteros en su cotización y a día de hoy, es un conjunto a tener en cuenta. A lo que sí está obligado el Arsenal, visto su potencial, es a pelear la Premier hasta el final y hollar horizontes más lejanos en Champions, distantes de las humillaciones de las dos últimas temporadas ante Milán y Bayern de Múnich. Se trata de demostrar que acabada la travesía por del desierto tras el derribo de Highbury, la final de París ante el Barça y la autoimpuesta austeridad, el Arsenal ha vuelto para quedarse. Las primeras piedras están puestas y el edificio en plena y avanzada reconstrucción.

Y eso no es aventurarse ni realizar un ejercicio de fe. Es una certeza.

[Sigue toda la actualidad del Arsenal en @ArsenalSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados