Multideporte

article title

Doping, medidas más estrictas para los tramposos

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN – En la contínua e inacabable cruzada para reducir el dopaje en el deporte de alto nivel, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), máximo organismo competente, ha aprobado medidas más estrictas contra los tramposos. Tal y como informa el medio inglés BBC, la principal medida adoptada será el aumento de dos a cuatro años de la sanción base para aquellos deportistas que den positivo en un control antidoping. 

Actualmente, el deportista que daba positivo por primera vez recibía solo una sanción máxima de dos años. De este modo, el atleta podía retornar a la competición prácticamente en las mismas condiciones de madurez e incluso ni siquiera saltarse un ciclo olímpico. Esta medida buscará aumentar el daño que una sanción puede provocar en la carrera de un deportista tramposo y obligarle a saltarse al menos unos Juegos Olímpicos. Un potencial lastre en su carrera que debería hacer a más deportistas plantearse si les compensa el riesgo.

Será la más importante pero no la única medida que aplicará la WADA, que además tendrá nuevo presidente, el inglés Sir Craig Reedie. El nuevo código permitirá una mayor flexibilidad con aquellos deportistas que hayan tomado por error o negligencia alguna sustancia dopante, además de promover la cooperación con las autoridades. También se pondrá el acento y las sanciones sobre los entrenadores que induzcan al deportista a tomar productos prohibidos.

Además, se enfatizará sobre la investigación de casos de dopaje más allá de los controles positivos, especialmente tras recientes y mediáticas revelaciones como la del caso Armstrong. También sobre la especialización de los controles en busca de sustancias determinadas dependiendo del deporte en cuestión. Todas estas medidas serán aplicadas a partir del 1 de enero de 2015. 

Eso sí, más allá del positivo aumento de las sanciones para los deportistas que den positivo en los controles, todavía queda camino por recorrer. Especialmente en lo referente a la supervisión de la independencia de federaciones deportivas y nacionales a la hora de realizar estos controles. Tal y como demuestran casos como el de las irregularidades en el antidopaje de Jamaica o los casos en la Federación de Tenis, todavía se está lejos de alcanzar una cierta transparencia en la lucha contra el dopaje.

Porque tal y como bien señala Dick Pound, primer presidente de la WADA, "si un deportista conoce el día de su competición y aun así da positivo, falla dos tests: el de dopaje y el de inteligencia". Y es que, por desgracia, todavía lo tienen bastante fácil los tramposos en el deporte.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados