Se habla de:

Atlético

article title

Dolor de cabeza Atlético en la tierra de las aspirinas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El Atlético llegaba a Leverkusen como un equipo intenso, sólido, confiante y con las ideas claras. 90 minutos después todas esas señas de identidad se diluyeron en el BayArena tras comprobar que todos los defectos que esgrimían los habituales analistas de fútbol alemán no fueron mostrados en la noche de hoy.

La habitual concentración de los equipos locales durante los primeros minutos de los partidos dejó como amo y señor al Bayer Leverkusen ante un inoperante Atlético que era incapaz de hilvanar jugadas y recurría de manera exagerada en la búsqueda del balón largo. Un disparo de Spahic desde fuera del área que rebotó violentamente en la escuadra fue el primer aviso para los de Simeone que apenas inquietaron la portería de Leno en la primera mitad. Un remate de Tiago en el añadido del primer acto que salvó con una gran parada Leno fue lo más destacable del Atlético durante el partido.
 

En el plan de Simeone, seguro que no entraba sustituir a dos jugadores lesionados antes del minuto 40 de partido, Siqueira con calambres en las piernas, y Saúl con un golpe en el costado propinado por un rodillazo de Papadopoulos dejaron su lugar a Gámez y Raúl García, el equipo siguió sin parecer un equipo, ordenado y poco más.

La segunda parte debería haber servido para corregir la insuficiencia de actitud y juego del Atlético, que cada vez que sale con la camiseta blanco sucio pierde sus superpoderes y se convierte en un equipo vulgar, mediocre y que cualquier equipo puede ponerle en complicaciones. A pesar de que el Bayer Leverkusen no gozó de grandes ocasiones, la sensación de peligro del cuadro germano era latente, una jugada de Bellarabi que atrajo a tres defensores colchoneros fue aprovechada por Calhanoglu para batir a Moyá para hacer el 1-0 en el marcador.

La entrada de Torres por Arda llevó al Atlético a un juego más directo, los jugadores rojiblancos eran incapaces de encontrar con facilidad a un amigo con la misma camiseta, fue Torres el que gozó de la ocasión mas clara de la segunda mitad cuando remató un balón llovido sobre la zona de la portería tapada por Leno. La expulsión de Tiago en los mejores minutos del Atlético dejó al equipo con 10 y a pesar de esta situación el equipo intentó buscar el gol del empate que nunca llegó.

Los últimos minutos del encuentro con el Atlético replegado buscando no encajar el segundo gol que pusiera la eliminatoria imposible llevaron a un dominio absoluto del balón por parte rojinegra que tampoco gozó de nuevas ocasiones para el 2-0.

Lleva ya el Atlético esta temporada numerosos partidos en los que pierde de la noche a la mañana la identidad que tanto ha costado moldear, estas desconexiones que está sufriendo el equipo de Simeone es una parte que hay que mejorar y dejar de pensar en renovaciones y centrarse en la competición, en un mes que en los que el Atlético tendrá que remontar en el Calderón la eliminatoria de Champions League y visitar el Pizjuán y Cornellá y recibir al Valencia, al que solo saca 3 puntos en la competición liguera.

La vuelta el 19 de marzo, torres más altas han caído en el Calderón, quedan 90 minutos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados