Se habla de:

Tenis

article title

Djokovic se une al ‘ejército’ de los 300

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El paso de las Termópilas fue testigo de la famosa batalla entre el infinito ejército persa de Jerjes y los 300 (según el mito) osados espartanos. Miles de años después es un jugador serbio, con una raqueta en la mano y una increíble versatilidad como armas, el que reclama su sitio entre los elegidos de Esparta. 300 victorias en categoría Masters 1000 avalan a un Novak Djokovic que puede presumir de tener alma de guerrero y perfil de tenista.

El balcánico se une al club de los tenistas con más partidos ganados en torneos de Masters 1000, una hazaña que, hasta la fecha, solo estaba al alcance de Roger Federer (332) y Rafael Nadal (319). Tras su victoria ante el argentino Juan Martín del Potro, último jugador que le había conseguido derrotar en Indian Wells (2013), Novak Djokovic forjó, un poco más, su leyenda y amplió, más si cabe, su enorme palmarés.

El rey de los Masters 1000

Sus infinitos entrenamientos golpeando una y otra vez la pelota contra una de las paredes de una piscina vacía le han servido, y de qué manera, para convertirse en el muro contra el que “jugaba” cuando era pequeño. Una solidez que le ha permitido mantenerse durante mucho tiempo como número uno, coronarse campeón en 12 Grand Slam – 6 Open de Australia, 1 Roland Garros, 3 Wimbledon y 2 US. Open – y reinar, total y absolutamente, en los Masters 1000.

A diferencia de los major, en los que Federer (18) y Nadal (14) aún le ganan la partida, en los prestigiosos torneos de Masters 1000 es él el que lleva la batuta. 30 títulos de esta categoría avalan a Djokovic como el mejor de todos los tiempos en este tipo de competición, frente a los 28 del español y 24 del suizo. Unos números que, sin lugar a dudas, seguirán creciendo y creciendo hasta elevar la figura del serbio más allá, incluso, de los límites imaginados en este deporte.

Un espartano más

Y es que, a pesar de los irregulares resultados que le acompañan desde la última parte de la temporada pasada, con derrotas poco habituales y malos partidos, la confianza en Novak Djokovic es lo último que se puede perder. El serbio, ahora más que nunca, forma parte de ese grupo de osados guerreros a los que nunca hay que dar por muertos. Así lo demuestran sus números y así lo reflejan sus actuaciones sobre la pista, las cuales le llevan a unirse a este selecto club del que, hasta el momento, solo formaban parte Nadal y Federer.

De esta forma, no queda más que recordar el momento, tras su victoria en la final del US. Open 2015 ante Federer, en el que Djokovic y Gerard Butler, actor que daba vida al rey Leónidas de Esparta, clamaban aquello de This is Sparta! (¡Esto es Esparta!). Un grito con el que el serbio, sin duda, celebrará sus 300 victorias en partidos de Masters 1000. ¡Larga vida al rey ‘Nole’!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies