Fútbol inglés

article title

Dimitri Payet, el ilusionista

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

En el este de Londres nunca vieron algo similar. A dos puntos de Europa y con la consistencia que demuestran, el West Ham de Bilic es una de las grandes revelaciones de Europa. Victorias en el Emirates, Anfield, Goodison Park o Etihad. Ya no sorprende la frialdad que presenta cuando visita campo grande.

Un equipo rocoso y consistente. Desde el inicio de temporada ha mostrado un fútbol atractivo y que a su vez, acompañado de buenos resultados. Al lado de Ogbonna, Song, Kouyaté, Sakho o Michail Antonio se abre hueco entre tanto gigante, un pequeño mago. Un joven llegado del fútbol francés que atesta un golpe más desolador que cualquiera dado por los anteriormente mencionados. No más de metro setenta, de tez morena y con una pequeña cresta. Emergió de la jugosa cantera de Le Havre entre los muchos que han triunfado en el arte del balón; Mahrez, Pogba, Mandanda, Lass Diarra y él. Dimitri Payet se ha convertido en la piedra angular del West Ham. Pequeño pero matón, tira del carro en un sueño sin límite.

En los 23 partidos jugados hasta la fecha en la competición doméstica, el jugador proveniente del Marsella, acumula 9 goles y 8 asistencias acompañado de un buen puñado de jugadas para el recuerdo, regates mágicos y goles imposibles. Su especialidad es el libre directo. Hasta la fecha, nadie en el Este de Londres vio nada igual. Un golpeo con demasiadas curvas, las suficientes para marear al rival. Sube y baja, derecha e izquierda y siempre termina en el mismo lado de la portería, allí arriba en el ángulo, donde nunca alcanza el portero rival. Junto a Pjanic, es el jugador de Europa que más goles lleva de libre directo. Cinco, hasta la fecha y cada cual mejor.

 

5 de los últimos 8 goles de Dimitri han sido a balón parado con barrera y con el miedo infundado entre la defensa rival. El especialista completa dos temporadas de ensueño, primero con el Marsella de Bielsa como asistente y luego esta como pieza clave y goleador. No sólo por eso, se ha hecho destacar el francés en una liga plagada de estrellas. Es el jugador más desequilibrante de la Premier League, por delante de jugadores de la talla de Ozil o Erikssen. Tal han sido, sus actuaciones en Upton Park que las pompas de jabón han sido sustituidas por una canción en honor a ese pequeño que primero golpea y luego celebra. El ilusionista francés, Dimitri Payet.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados